24 may. 2009

TOLEDO

El manuscrito de la historia de Don Quijote apareció en TOLEDO, obra de un moro llamado Cide Hamete Benengeli, a los toledanos se les conoce como "berenjeneros", y Sancho le llama Cide Hamete Berenjena (Cap. II, II). ¿Quiere decir Sancho que el moro era toledano o que se apellidaba Toledo?
El poeta GARCILASO de la VEGA nació en TOLEDO, así que le pasaba como a Don Quijote: que era toledano pero su linaje era montañés, originario de la casa de la Vega, de Castilla la Vieja.

En la Égloga II dice el poeta: “¡Oh patria lacrimosa, que vuelves los ojos a los GELVES sospirando!" Y GELVES es una palabra de origen semita que unos han traducido como “paloma salvaje” y otros como "monte de recreo". Y allí en los GELVES, en Sevilla, cerca de San Juan de Alfarache (palabra también de origen semita) estaba la casa de los COLÓN. DIEGO COLÓN nació en PORTUGAL, se casó con una TOLEDO ROJAS y murió en la provincia de Toledo (La Puebla de Montalbán), y los PORTUGAL descendientes del rey Juan I de Portugal (el Maestre de Avís de la Orden de Cristo) vincularon con los COLÓN TOLEDO y se titularon Condes de GELVES (Isabel Colón Toledo se casó con Jorge Alberto de Portugal, Camarero Mayor de Carlos V, cuyo monarca concedió a éste el título de primer Conde de Gelves).

Las pastoras iban a representar una Égloga de GARCILASO y otra del portugués CAMOENS (1524-1580). Luis Vaz de Camoes estudió en Coimbra, combatió en Ceuta, donde perdió un ojo, y los protagonistas de su famosa obra “Os Lusiadas” son el pueblo portugués y el marino Vasco de Gama.

Al hablar de la casa sevillana de los Colón es cuando Luis Vélez de Guevara dice: "A estotra parte está GELVES, donde todos los romances antiguos de moros iban a jugar cañas, y hoy de sus ilustres condes de GELVES y del gran Duque de VERAGUA, hijo y retrato de tan buen padre;

"que es, para no tener a mundos miedo,
Portugal y Colón, Castro y Toledo.”

(...)

más abajo cae la Algaba, de los esclarecidos marqueses de este título, de Ardales, y condes de Teba, GUZMANES en todo.”

¿Descendía Colón de Don Pedro de Portugal?

Don Quijote tenía un linaje montañés de la casa de la Vega y no de Portugal y un historiador moro escribió su historia, así que la ascendencia mora de Don Quijote y de Colón habría que buscarla en principio por la línea montañesa o castellana y no portuguesa.

Es obvio que Vélez de Guevara compartía su linaje con Doña Constanza Vélez de Guevara, primera mujer de PERO NIÑO, y que éste descendía por línea materna de la casa Garcilaso de la Vega y después se casó con una PORTUGAL, nieta del rey Don Pedro de Portugal y Doña Inés de CASTRO. Y nieta también del rey Enrique II de Castilla, hijo de la sevillana Doña Leonor de Guzmán, y de una dama aragonesa de la que no sé su linaje, con la que Enrique II tuvo a su hija, la Infanta Doña Constanza, madre de Doña Beatriz de Portugal, segunda mujer de Pero Niño.

¿Pensaba Vélez de Guevara en el linaje de NIÑO?

Una de la acepciones de la palabra corral es "casa, patio o teatro donde se representaban comedias", y que es por lo que Vélez de Guevara la emplea cuando escribe corrales en el Prólogo de la misma: "El Diablo Cojuelo nace a la luz concebido sin teatro original, fuera de vuestra jurisdicción, que aun del riesgo de la censura del leello está privilegiado por vuestra naturaleza, pues casi ninguno de vosotros sabe deletrear: que nacistes para número de los demás y para pescados de los estanques de los corrales". Y curiosamente "Los Corrales de Buelna" era la capitalidad del Condado de Pero Niño y éste un gran jugador de cañas y hombre de mar.

El rey Alfonso X el Sabio puso al montañés Ruy López de MENDOZA al frente del almirantazgo de SEVILLA y fue segundo Almirante de Castilla. Los GELVES fue de los GUZMÁN y después de Fernando Sánchez de TOVAR (1370), del conde de Ureña (linaje de GIRÓN), a quien Carlos V concedía en 1527 privilegio para venderlo.

El Capítulo 24 de la historia de Pero Niño (El Victorial) se titula: "Cómo partió el rey de sobre Gijón, e fue a Sevilla; e cómo Pero Niño mató el grand puerco javalín, a nado, en Guadalquivir" y menciona también el Algaba y al linaje de GUZMÁN del conde de Niebla: "e el rey fue en su barqueta por el río Guadalquivir arriba, con la creçiente, fasta donde avía de correr monte. E comió aquel día en el Algaba con él don Juan Alfonso de Niebla."

Cuando Sancho le dice a Don Quijote que él cristiano viejo era y que para ser conde con eso le basta, Don Quijote le respondió: "Y aun te sobra" (para la concesión de un título de nobleza se exigía limpieza de sangre), añadiendo Don Quijote que siendo rey él eso no sería problema y que luego los demás podrían decir lo que quisieran. Es decir, que Don Quijote admitía con estas palabras que había nobles que no tenían tanta limpieza de sangre. Y resulta que Pero Niño fue conde, que Lope de Vega dice en Fuente Ovejuna: "GUZMÁN, aunque niño", que el Duque de Medina Sidonia (linaje de Guzmán el Bueno) en "El Nuevo Mundo descubierto por Cristóbal Colón" le dice a éste: "Por dios, hermano", que Don Quijote se da el sobrenombre del Bueno como estos Guzmán el Bueno, defensores de la fortaleza de Tarifa (Cádiz), que Martín de Quijano es Proveedor General de las Galeras de España y del Estado de Génova en Cádiz (Puerto de Santa María), que comparte su linaje con Alonso Quijano el Bueno o Don Quijote, y que Guzmán de Alfarache describe a su padre con el pelo rubio, ojos azules, piel blanca, es decir, como Fernando Colón había descrito al suyo, añadiendo que si la naturaleza le quiso así no se iba a tiznar la cara.

Desconozco de qué linaje era la dama aragonesa madre de la infanta Doña Constanza de Castilla, (la madre de Doña Beatriz de Portugal) y el linaje de la madre de Juan Niño, de la abuela paterna de Pero Niño, y esto es ya él primer problema.

El segundo Conde de Gelves -Don Álvaro de Portugal Colón- se casó con Doña Leonor de Córdova y Aragón (hija del Señor de VALENZUELA, y de Doña María de Aragón), y en el linaje de Córdoba nos encontramos con los condes de Teba y marqueses de Ardales que mencionaba Vélez de Guevara:

Doña Catalina Portocarrero de GUZMÁN y de la CERDA, XI Condesa de TEBA y X Marquesa de ARDALES, se casó con Antonio Fernández de Córdoba y Figueroa, hijo del VI marqués de Priego, y de Doña Mariana Fernández de Córdoba Cardona.

Estos Córdoba descendían de la casa troncal de Catalina Fernández de CÓRDOBA y ENRÍQUEZ (hija de Pedro Fernández de Córdoba, I Marqués de Priego, y de Elvira Enríquez, prima hermana del Rey Católico), que se casó con Lorenzo Suárez de Figueroa, formándose así la casa Córdoba-Figueroa, pues sus descendientes antepusieron el apellido materno.

Y Lorenzo Suárez de Figueroa se llamó el hijo que tuvo el poeta Garcilaso de la Vega con Guiomar CARRILLO, que fue su gran amor, aunque después se casó con una Zúñiga. Y como Gómez Suárez de Figueroa fue bautizado el Inca Garcilaso de la Vega en Perú, que era hijo del extremeño Capitán Sebastián Vargas Suárez de Figueroa Laso de la Vega Mendoza y Sotomayor, descendiente del conquistador de Sevilla Garci Pérez de Vargas.

El poeta Garcilaso era hijo de Sancha de Guzmán y bisnieto de Don Fernán Pérez de Guzmán Ayala, cronista del reinado de Juan II de Castilla y por tanto de los tiempos de PERO NIÑO, del que nos da noticias, y familia de Don Pedro López de Ayala, el cronista del reinado de Enrique III de Castilla que daba cuenta del asesinato de Don Diego de Rojas en Burgos un sábado por la tarde cuando venía de cazar. Lo más intrigante de Vélez de Guevara es cuando dice "GUZMANES en todo", ya que Lope de Vega decía a su vez aquello de "Guzmán, aunque niño", insinúa un ascendente oriental en Colón cuando un GUZMÁN (Duque de Medina Sidonia) le dice "Por Dios, hermano", y el sevillano Mateo Alemán en el Guzmán de Alfarache describe al padre de éste con los mismos colores de pelo, piel y ojos que Colón y Juan Niño Portugal.

Por otra parte, los hijos de Antonio Pérez se apellidan CÓRDOBA y vinculan con los Bracamonte Dávila, a su vez vinculados con los Córdoba:

Don Francisco de Bracamonte Dávila, IX Señor de Fuente-el-Sol (Medina del Campo), se casó con su sobrina María Fernández de Córdoba Bracamonte y Zapata. Ella era hija de Antonio Fernández de Córdoba LASO de Castilla, IV Señor y I Marqués de Valenzuela, que nació en Toledo en 1570 y murió en GRANADA en 1624. Poseyó el estado de Orgiva, procedente del Gran Capitán, y se casó con doña Luisa de AYALA, Señora de Ayala y de Salvatierra en Álava. Su hermano Pedro Fernández de Córdoba Lasso de Castilla nació en Toledo en 1572 y poseyó la casa y mayorazgo de los OBREGONES por su matrimonio en MÁLAGA con Doña Juana Obregón Heredia.

Ya Doña Leonor de TOLEDO, hija de María de Ayala, Señora de Ayala, se casó con Robín de Bracamonte. Almirante de Francia, que vino con Pero Niño de Bretaña a Santander, apoyó a Don Fernando de Antequera, rey de Aragón que nació en Medina del Campo, y cuya esposa era prima de Doña Constanza Vélez de Guevara Ayala, la mujer de Pero Niño. En Cantabria el apellido Bracamonte está en los mayorazgos Agüero-Bracamonte, Alvarado-Bracamonte, y Acebedo-Bracamonte, es decir, con estos linajes de marinos emparentados con el montañés Juan de Escobedo. "Marcos de Obregón" dice en esta obra del rondeño Vicente de Espinel: "soy andaluz, pero mis padres son hidalgos montañeses descedientes del Valle de Cayón". Y precisamente un Obregón familiar de Escobedo le decía a éste en una carta que había comprado una esclava morisca en el mercado de Ronda.

Los Córdoba, Condes de Altamira, con los que el hijo de Antonio Pérez se disputaba unas rentas, eran de la rama Córdoba, Laso de la Vega, Moscoso. La genealogía de Antonio Pérez es otro misterio, pero yo creo que Córdoba era su verdadero apellido, pues además de los dos documentos comentados, hay muchos otros indicios.

El informe del Regente Torralba cuando el proceso inquisitorial en Aragón contra Antonio Pérez decía que su apellido era otro y que era hijo de María Tovar, mujer casada. Soltera o casada, Gonzalo Pérez se hizo eclesiástico (como tantos bastardos) y no se casó con ella. Quizás éste fuese hijo de Gonzalo Fernández de Córdoba, tronco de los Marqueses de la Granja (Segovia), y nieto de Pedro Fernández de Córdoba, que murió en 1435. En este caso Gonzalo Pérez sería primo de Diego Fernández de Córdoba, II Conde de Cabra, casado con Doña María Hurtado de Mendoza y LUNA. Y su hijo Antonio Pérez primo en segundo grado de Antonio Fernández de Córdoba Mendoza, Señor de Torrequebradilla, tronco de los Condes de Torralba.

Lo que es seguro es que la Condesa de Cabra autorizó que se enterrase a Colon en Valladolid en la capilla familiar de San Francisco y que Doña Francisca Zúñiga y de la CERDA fue la segunda mujer del III Conde de Cabra. En primeras nupcias se casó con Beatriz Enríquez de VELASCO, prima hermana del Rey Católico.

GONZALO PÉREZ-ANTONIO de la CERDA

Don Quijote tenía un lunar con cerdas (ver capítulos XXX y II, X) y por tanto tenía ascendencia francesa y aragonesa, pues el progenitor del linaje de la CERDA (el Infante Don Fernando de la Cerda) era hijo del rey Alfonso X el Sabio y Doña Violante de ARAGÓN y se casó con Doña Blanca de FRANCIA, hija del rey San Luis de Francia, de cuyo matrimonio nacieron dos hijos:

1º Alfonso de la Cerda
2º Fernando de la Cerda

Este segundo hijo, Don Fernando de la Cerda, se casó con la Infanta Doña Juana Núñez de LARA, y la hija de este matrimonio -Doña Blanca de Lara y de la Cerda- se casó en 1328 con Don Juan Manuel, Príncipe de Villena, y fueron padres de Juana Manuel de la Cerda, mujer del rey Enrique II, el entronizador de la casa de Trastamara.

María de LARA y de la CERDA fue llevada a Francia y allí se casó en primeras nupcias con Carlos de Evreux, Conde de Evreux y de Estampes, y en segunda nupcias con Carlos de Valois, Conde de Alençon.

Y su hermano Juan Núñez de Lara y de la Cerda se casó con Doña María de HARO, y fue Señor de la casa de LARA y de VIZCAYA.

Gonzalo Pérez nació en Segovia en 1505, estudió en Salamanca en el ilustre colegio de Oviedo, donde aprendió las lenguas latina y griega y estudió Leyes, y en 1527 estaba ya en Italia despachando para Carlos V y escribiéndole sobre la actitud del Papa y el saco de Roma.

En el documento que trata a Gonzalo Pérez de pariente del Carlos V se cita también como tales a Perrenot y a un ZÁRATE y el apellido de éste le encontramos en la rama de ANTONIO de la CERDA (Señores de Atanzón, Pioz y Torrequadrada):

Estaba concertado que Don Juan de la Cerda se casara con Doña Violante de Zúñiga y VALDÉS, pero tal matrimonio no llegó a celebrase y esta señora murió soltera, teniendo él seis hijos con una señora desconocida, no sabemos si mora, judía o cristiana, siendo el primogénito de esos hijos Antonio de la Cerda, que fue legitimado por los Reyes Católicos y por tanto en vida de Colón. Este Antonio de la Cerda se estableció en Guadalajara y allí se casó con la viuda de Pedro Daza (Inés Gómez de Ciudad Real) y tuvieron cuatro hijos: Francisco, Leonor, Inés e Isabel, que se casaron a su vez y tuvieron descendencia, razón por la que se repite en esta rama el nombre de Antonio. Y bisnieto de aquel primer Antonio de la Cerda era el marido de Doña Jerónima de Zárate: Don Francisco de la CERDA PISA, con el que se casó en Guadalajara, y que serían de la generación de los bisnietos de los Reyes Católicos y de los bisnietos de los descubridores de América. Antonio de la Cerda Zárate heredó el Mayorazgo fundado por su tío el Canónigo de Toledo Juan de la Cerda y vino a ser Señor de las villas de Pioz y Atanzón y se casó con Doña Mayor Lasarte OBREGÓN de noble familia de Guadalajara.

Pero, hasta llegar a éstos, nos hemos dejado por el camino algunas cosas curiosas, pues en esta genealogía, por ejemplo, aparece mencionado Pedro Mármol, secretario de los Reyes Católicos, porque Antonio de la CERDA Gómez de Ciudad Real se casó con su hija Ana Mármol TOVAR, y lo del mármol nos recuerda sin querer al irónico mayorazgo fundado por DIEGO MÉNDEZ. Éste, que salvó la vida a Colón en su día, dejaba a sus hijos por mayorazgo unos cuantos libros y un almidez de mármol enorme, que se ha interpretado como una burla o ironía del que Colón instituyó en GÉNOVA. Méndez, que al parecer era moro, se casó con Doña Francisca Ribera y el Conde de Olivares/Sevilla (linaje de GUZMÁN) se casó con Doña Francisca Ribera NIÑO, y dicho Méndez también tenía olivos en Sevilla.

Don Antonio Arias de la CERDA, fundador en Guadalajara del convento de franciscanos, era hijo de Pedro Arias DÁVILA y de Doña Leonor de la CERDA Gómez de Ciudad Real, hermana de Isabel de la Cerda y Gómez de Ciudad Real, que se casó con Francisco Zapata ALARCÓN, regidor de Toledo, donde vivieron.

Antonio Pérez se crió en la provincia de Guadalajara (en Val de Concha, Pastrana) y en esta rama de la Cerda, cuya progenitora es desconocida, aparece el linaje de Tovar de la madre de Antonio Pérez y los apellidos Dávila y Zapata con los que vinculó su descendencia, así como el de Obregón, a su vez vinculado con los Bracamonte y con los Córdoba. El Proveedor Don Juan de ALARCÓN era tío de MARTÍN de QUIJANO y un Juan de Obregón escribía a éstos como si fueran familiares, y otro Obregón era lindero, como los Oviedo Guevara, de las casas de Gonzalo Pérez. Éste fue escribano de Don Alonso Váldés y me he preguntado muchas veces si los hermanos Valdés podrían descender de aquel gran amigo de Pero Niño de este mismo apellido asturiano.

En los documentos del palacio de Guadalajara de los Mendoza aparece una "doña ZORA, mora", vecina de dicha villa, siempre con el título de Doña. ¿Pudo ser ésta la señora con la que Don Juan de la Cerda tuvo esos hijos de los que Antonio de la Cerda fue el primogénito? ¿Tenía Gonzalo Pérez ascendencia franco argonesa como los de la Cerda?

Volvamos a hablar de Clavileño y el saco de Roma.

"acuérdate del verdadero cuento del licenciado Torralba, a quien llevaron los diablos en volandas por el aire, caballero en una caña, cerrados los ojos, y en doce horas llegó a Roma, y se apeó en Torre de Nona, que es una calle de la ciudad, y vio todo el asalto y muerte de Borbón, y por la mañana ya estaba de vuelta en Madrid, dando cuenta de todo lo que había visto", le dice Don Quijote a Sancho (Cap.II,XLI). Se refería al condestable Carlos de Montpensier, duque de Borbón (1490-1527), comandante de las tropas imperiales de Carlos V, que murió en el asalto de Roma en 1527. Y poco después es cuando se dice: "La aventura es ya acabada, sin daño de barras (para terceros), como lo muestra claro el escrito que en aquel PADRÓN está puesto", mostrándole el Duque su agradecimientoas a Don Quijote y diciéndole que era el caballero más bueno que había visto.

Doña Blanca de Francia, viuda de Don Fernando de la Cerda, conocía el precedente del caballo volador como Clavileño existente en un relato de "Las Mil y una noches" y que desde hacía tres siglos venia figurando en novelas de caballerías. ¿Se hacía el favor del empadronamiento a un Duque del linaje de la Cerda o los de la Cerda a un Duque? El Duque de Medinaceli -Don Luis de la Cerda- acogió a Colón en su casa y estaba emparentado con los Guzmán y los Laso de la Vega.

Juan Alfonso de la Cerda, el primogénito de los Infantes de la Cerda, se casó en Francia con la princesa Mafalda de Narbona, Señora de LUNEL (hija de Aimerico, Vizconde de Narbona, y de Doña Sibila de FOIX) y fueron padres de seis hijos:

1º Luis de la Cerda
2º Juan Alfonso de la Cerda
3º Alfonso de la Cerda
4º Margarita de la Cerda
5º Inés de la Cerda
6º María de la Cerda.

Juan Alfonso de la Cerda, el segundo de los hermanos, Señor de Gibraleón, se casó con María de PORTUGAL (hija ilegítima del rey Don Dionís de Portugal y de Marina Gómez) y el 14 de mayo de 1340 en segundas nupcias con Doña María Fernández de LUNA (hija mayor de Artal de LUNA, Ricohombre de ARAGÓN, y de Doña Constanza PÉREZ, su primera mujer, Señora de Segorbe).

Del primer matrimonio fue hija única Doña Beatriz de la Cerda Portugal, que murió muy joven sin llegar a celebrarse el matrimonio que se tenía concertado con Don Pedro, Infante de Aragón, Conde de Ampurias, y Ribagorza (cuarto hijo del rey Jaime II "el Justo" y de Doña Blanca de Nápoles).

Don Luis de la Cerda, el primogénito de los hermanos, nació en Francia y se casó con con Doña Leonor de GUZMÁN, Señora de HUELVA y del gran Puerto de Santa María, y en segundas nupcias con la francesa Doña Guiote D'Uzés.

Y por muerte de los hijos pasó la herencia a su sobrina Doña Isabel de la Cerda, que fue la primera Condesa de Medinaceli y se casó con Don Bernardo de FOIX o de Bearne, padres de Gastón de Bearne y de la Cerda, segundo Conde de Medinaceli, que vivió en el reinado de Juan I de Castilla y se casó con Doña Mencía de MENDOZA, padres de Luis de la Cerda Mendoza, tercer Conde de Medinaceli, que se casó con Doña Juana SARMIENTO, de los Señores de Salinas, y en segundas nupcias con Doña Juana de Leiva.

Del primer enlace fueron hijos:

1º Gastón de la Cerda
2º María de la Cerda, mujer de Juan Alfonso de GUZMÁN. tercer Conde de NIEBLA y primer Duque de Medina Sidonia.

Y del segundo enlace fueron hijos Juan de la Cerda, Señor de Torrecuadrada y progenitor de la rama de Antonio de la Cerda que hemos visto.

El cuarto Conde de Medinaceli (Gastón de la Cerda) se casó con Doña Leonor de la VEGA MENDOZA, y murió en su villa y fortaleza de Medinaceli el 10 de junio de 1454. Y de éstos fue hijo Don Luis de la Cerda, quinto Conde y primer Duque de Medinaceli, primer conde del Puerto de Santa María, que se casó con su prima hermana Catalina Laso de Mendoza, de los Marqueses de Santillana, y en segundas nupcias con Doña Ana de Aragón y de Navarra, hija de Carlos de Aragón, príncipe de VIANA, y Doña María de Armendáriz.

Vélez de Guevara, antes de mencionar a los Colón, a los condes de Teba, Marqueses de Ardales, etc., dice:

"Preguntóle don Cleofás al Cojuelo qué templo era aquel, y él respondió que no era templo, aunque tenía tantas cruces de Jerusalén del mismo relieve de mármol, sino las casas de los duques de Alcalá, marqueses de Tarifa, condes de Morales, y adelantados mayores de Andalucía, cuya grandeza ha heredado hoy el gran duque de Medinaceli, por falta de hijos herederos, que aunque fuera mayor, no le luciera más: que por Fox y Cerda es lo más que se puede ser" (Tranco VII).

Es que ser hijo de un rey Sabio y yerno de un rey Santo, como el Infante Don Fernando de la Cerda, es mucho. Y de él era hermanastro Alfonso NIÑO. Y si un Niño tuvo amores con Doña Leonor de GUZMÁN, Señora de HUELVA y del Gran Puerto de Santa María (Cádiz), la mujer del francés Don Luis de la Cerda, por ejemplo, podría ser que fuese NIÑO y no de la Cerda alguno de los hijos de este matrimonio.

El biógrafo de Pero Niño insiste en la ascendencia francesa de éste. En el Capítulo 83 del Victorial dice: "hera llamado a todas las fiestas que ellos fazían; otrosí, por ser él de una de las doze casas de Françia, las quales desçienden de la Flor de Françia, de la casa de Anjou". (su símbolo heráldico son siete flores de lis). Poco después dice: "Estando Pero Niño en Roán con su gente, fuéle enbiada una carta de París. Enbiávangela seys cavalleros de la casa del duque de Orlines (Orleans). La carta, tornada de françés en castellano, dezía en esta manera :

"A nuestro sire e fermoso hermano mosén Pierres, capitán de España."

De Clavileño se dice: "Este tal caballo, según es tradición antigua, fue compuesto por aquel sabio Merlín; préstósele a Pierres, que era su amigó, con el que hizo grandes viajes", etc. Entre los documentos del Museo Naval de Guarnizo dice uno del 15 de septiembre de 1417:

"Sepan quantos esta carta vieren como yo Mosén Robín de Bracamonte, almirante de Francia, otorgo e conozco que por cuanto vos Gonzalo Gómez de Güemes, fijo de Gonzalo Pérez, que estades presente avedes de venir conmigo", etc.

Se trata de un convenio con marinos de Cantabria para la armada francesa en la guerra contra Inglaterra en el que se establece el sueldo, garantía de pago del mismo, etc. Está fechado en la Ermita de Santa María de Santander ante el escribano de Nº Sr. el Rey Pedro Gª de la Yseca, y firman como testigos del mismo Juan de Mier, Mosén Luis Ceballos, Ruy Sánchez Calderón, Pedro Sánchez de Quintana, vecino de Liendo, etc.

El nombre de Gonzalo Pérez es tan común que en sí mismo no dice nada, pero, es que tenemos que estimar todas las aproximaciones a lo que es irrefutable, y así lo es que una hija de Antonio Pérez se casó con un Bracamonte, y este almirante francés se casó en primeras nupcias con Doña Inés de MENDOZA Ayala y en segundas nupcias con Doña Leonor TOLEDO Ayala, y también es irrefutable que en el pueblo de Güemes (Cantabria) hay una casa de los Bracamonte, que es de donde procede eapellido de su mismo nombre, que es el de ese hijo de Gonzalo Pérez de este documento. Observo que el título de Mosén que comparten Luis Ceballos y Robín de Bracamonte es de origen aragonés, propio de los nobles de segunda categoría, y de clérigos, y por otra parte también es irrefutable que Antonio Pérez se crió en la provincia de Guadalajara, donde los Mendoza tuvieron tanto poder como para que el escudo de la ciudad lleve las armas de este linaje (por esto es igual que el escudo de Torrelavega), que los Ceballos fundaron el monasterio de los Jerónimos por el que el Jordán (aragonés) le iba a pasar a Antonio Pérez las cartas a Francia, y que siempre advertí una aproximación no explicada entre Gonzalo y Antonio Pérez con Ceballos, Guevaras y Bustamantes, y la propia familia de Escobedo.

Los franceses Bertrand du Guesclín, Arnaut Solier, etc. apoyaron a Don Enrique en las guerras de éste con su hermanastro Don Pedro como se dice en El Victorial y recibieron una serie de tierras en España por merced de este monarca: "EL rey don Enrique por galardonar e pagar a quellos que le ayudaron a cobrar el reyno, partió con ellos de esta manera: Dió a mosen Beltrán SORIA, e Almaçan, e ATIENZA, e Caratañazor. A mosén Arnao Lemosín dio a VILLALPANDO, e casólo. E al bastardo de BEARNE casólo con doña Ysabel de la ÇERDA, e ovo toda su tierra. E dio a mosén Jofre Rechón a Aguilar de Canpos.

La tierra de don Juan Manuel dio al conde de DENIA, e el marquesado de Alcoçer, e Salmerón, e Valdeolivas; esto le conpró miçer Gomez de Albornoz, del algo que ovo del cardenal Gil, que hera su pariente (Gil de Albornoz, fundador de la la Universidad de Bolonia). Dio a Don Felipe de CASTRO a Paredes; matáronle sus vasallos, e fuyeron todos fuera del reyno; después a días los perdonó el rey, e tornaron al reyno. E dio el rey a don Pedro Buyl a HUETE, que avía a la sazón tantas aldeas como días avía en el año. E dio a los castellanos otras muchas tierras" (Cap.16).

Así que vamos a ver la rama MENDOZA con la que vinculó Robín de Bracamonte y la de TOLEDO Ayala de su segunda mujer.

MENDOZA - TOLEDO

Doña Inés de Mendoza Ayala, la primera mujer de Robín de Bracamonte, era la menor de los nueve hijos que tuvieron Dn Pedro González de Mendoza (el que murió en Aljubarrota en 1385) y Doña Aldonza Fernández de Ayala Ceballos (nieta del Almirante Don Diego Gutiérrez de CEBALLOS, Señor de las casas de su apellido y de la villa de ESCALANTE). El mayor de los hermanos Mendoza-Ayala fue el Almirante Don Diego Hurtado de Mendoza Ayala, futuro padre del primer marqués de Santillana.

La sexta de estos hermanos fue Doña Juana de Mendoza Ayala, "la Rica Hembra", que se casó con Don Diego Gómez MANRIQUE, Señor de Amusco (Palencia), y viuda de éste se casó con el Almirante Don Alonso ENRÍQUEZ, al que se remontaba Colón cuando pedía en las Capitulaciones los mismos privilegios que este Almirante de Castilla, nieto por línea bastarda del rey Alfonso XI, que nació en GUADALCANAL (Sevilla), se crió en LLERENA (Badajoz), y fue hijo de una bella mujer llamada Paloma (Colomba en latín, raíz del apellido Colón), que era judía y cordobesa. Así que Robín de Bracamonte (de familia judía) era concuñado del Almirante Don Alonso Enríquez, ya que sus mujeres eran hermanas.

Una hija de Robín de Bracamonte se casó con Don Álvaro Dávila, quien compró la mitad de Peñaranda (Salamanca) en 1409 y pocos años después, en 1418, compró el resto, quedando de esta manera la familia Bracamonte vinculada a Peñaranda, convirtiéndose ésta en Peñaranda de Bracamonte. En la actualidad el Condado de Peñaranda de Bracamonte, con Grandeza de España, pertenece a la casa de OSUNA, emparentados con los Fernández de Velasco y Velasco Pimentel. Blanca Herrera Niño, nieta de Pero Niño, se casó con un Velasco, su bisnieta Ana de Velasco Herrera con un Pimentel, Conde de Benavente, etc.

Doña Leonor de Toledo Ayala, segunda mujer del almirante Robín de Bracamonte, era viuda del Señor de Amusco (un Manrique), familia del primer marido de la Rica Hembra, Doña Juana de Mendoza. Y Garci Álvarez de TOLEDO se casó con Juana de Herrera Guzmán, hija del Mariscal Garci González de Herrera y Señor de Pedraza, familia con la que vinculó Doña María NIÑO PORTUGAL, hija de Pero Niño, I Conde de Buelna.

HARO-LARA-CASTRO-GUZMÁN se consideran los cuatro apellidos más antiguos y nobles de CASTILLA, la Reconquista avanza de norte a sur y todos estos linajes estaban en la ascendencia de estos Mendoza. En tiempos de Alfonso XI Lope de Mendoza, XI Señor de Llodio, estaba casado con una nieta de Lope de HARO, Señor de VIZCAYA. Tiempos atrás Emilia de MENDOZA se había casado con Fernán Gutiérrez de CASTRO, que ganó Lemos y Monforte (Galicia), y su hermana Inés de Mendoza, esposa de Nuño Fernández de LARA, etc.

A-ALFA-ALBA-ÁLBARO-ALVÁREZ de TOLEDO.

La rama troncal de los TOLEDO o Álvarez de Toledo es la de los Señores de Magaz, Mejorada y Mocejón y entre los Toledo o Álvarez de Toledo nos encontramos también con el Almirante Don Diego Gutiérrez de CEBALLOS porque éste se casó con Doña Juana CARRILLO Osorio, que era viuda de Alvar Yáñez o Ibáñez de Toledo, además de que su nieta Doña Inés Ayala Ceballos se casó con Día Gómez de TOLEDO, Notario y Alcalde Mayor de Toledo, I Señor de Casarrubios del Monte (Toledo).

Y de este matrimonio Toledo-Ayala descendía Doña Inés de Ayala Toledo, III Señora de Casarrubios del Monte, que se casó con Don Diego Fernández de CÓRDOBA, I Señor de Baena, sucediéndola en su casa su hija MARINA de AYALA Fernández de CÓRDOBA, IV Señora de Casarrubios del Monte, mujer del Almirante Don Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla, abuelos maternos del Rey Católico, Don Fernando de Aragón.

El símbolo heráldico de TOLEDO es como un tablero de ajedrez, implica en sí mismo "compendio de los contrarios", exactamente igual que el apellido Ceballos y por eso las tres bandas o fajas de los Ceballos se represetan muchas veces orladas de esos escaques que forman el tablero del ajedrez o del juego de damas. Podríamos decir, para entendernos, que a un Ceballos le sería tan propio un caballo llamado Rocinante como un caballo llamado Clavileño porque Ceballos incluye Oriente y a Occidente. Y por esto decía que para mí decir Preste Juan de la Indias es lo mismo que decir Preste Juan Ceballos. "Si se mezclan los colores de la URRACA", dice el autor de PERCEVAL, Wolfrang Eschenbach, al comenzar su obra. Es que mezclar el blanco y el negro es explicar el apellido Ceballos. Pero, dejando esto ahora, que considero lo más importante de mi investigación, volvamos al Quijote. En el reinado de Felipe II MENDOZA y TOLEDO eran los linajes de los dos partidos políticos enfrentados.

Don Quijote sale en busca de aventuras y Rocinante derrotó hacia los campos de MONTIEL y esto nos hace pensar en el nacimiento de la dinastía de Trastamara, pues en el castillo de Montiel fue donde Don Enrique de Trastamara mató a su hermanastro Don Pedro I, entonces el rey legítimo de Castilla, y se entronizó la dinastía de este nombre con ayuda de franceses como Robín de Bracamonte. El hidalgo manchego tenía poca hacienda, vendió algunas tierras para comprarse libros, y murió sin hacer rey a Sancho de alguna de las posibles islas adyacentes del reino que él pensaba que podría ganar en pocos días, porque no conquistó ninguno, como el toledano Gabriel de Espinosa o falso rey Don Sebastián de Portugal.

El Don que se puso Don Quijote entonces era propio de reyes y personajes muy cualificados (la mujer de Sancho no entiende que este hidalgo pobretón se lo pusiera, pero Sancho sí), y le dice a Pedro Alonso que él sabe quién es cuando asumía como propia la historia del moro Abindarráez que había leído, como Lope de Vega, en la DIANA del portugués Jorge de Montemayor. Otro que se quedó sin ser rey de Portugal fue el Infante Don Juan de Portugal y Castro (Señor de Alba y Duque de Valencia), heredero de las tierras de Alba de Tormes (Salamanca) y de Valencia de Don Juan (León), a la que dió sobrenombre, y que es donde comienza la Diana, que el autor le dedicó a los Duques de Valencia de Don Juan. Y en esta obra un paje llamado Fabio de un importante personaje andaluz dice ser del linaje de los Cachopines de LAREDO como Vivaldo le dirá después a Don Quijote. Y a este personaje le recuerda Don Quijote el romance de "Lanzarote cuando de Bretaña vino" y este Don Quijote parece del linaje de NIÑO, pues es la explicación que encontramos a la utilización de la palabra "niñerías" a propósito de sus cosas.

El Infante Don Fernando conquistó Antequera en 1410 y después fue rey de Aragón, Pero Niño descendía de la casa de Garcilaso por línea materna como el Marqués de Santillana y de aquellos momentos en los que Pero Niño y Ruy Díaz de Mendoza estaban en la plaza del Mercadillo de RONDA (Málaga), dice el Capítulo 89 del Victorial:

"E Pero Niño estava entonçe ençima de un buen cavallo, e bien armado, e salió de la batalla. E falláronse luego él e Ruy Díaz de Mendoça el Calvo, e dixo a Pero Niño:

-Yo sé esta tierra. Yo vos enseñaré un paso muy bueno, por donde pasedes a ellos.

E el otro fazíalo para ver lo que faría aquel día Pero Niño. Este mismo pensamiento avía él del otro, que avía oýdo dél fama de buen cavallero, e de buen fidalgo de dos o tres ROZINES".

Y si el nombre que se pone el hidalgo manchego en el primer capítulo "para expresar con él muy al vivo su linaje" y los tan significativos que les puso a sus cosas nos remiten a los Mendoza Laso de la Vega del Marquesado de Santillana, los versos con los que termina Cide Hamete Benengeli nos remite a la finca de La Calahorra de Don Pedro González de Mendoza y Suárez de Figueroa en plenas Alpujarras granadinas, escenario de la guerra contra los moriscos. La Guerra de Granada que contó el bisnieto del Marqués de Santillana y amigo de Gonzalo y Antonio Pérez Don Diego Hurtado de Mendoza, que glosó también el murciano Ginés Pérez. Por eso una vez dije que El Quijote es un bocata de Mendozas con Toledo en medio.

GUZMÁN

Es uno de los linajes castellanos que Don Quijote le enumera a Vivaldo, el Cacopín de LAREDO, y si quitamos los apellidos Portugal-Castro del primer Conde de GELVES que dice el sevillano Vélez de Guevara al hablar de la casa de los Colón, nos quedan COLÓN-TOLEDO. ¿Quería decir Vélez de Guevara que NIÑO era el verdadero apellido de COLÓN, ya que según El Quijote podría entenderse que el PALOMO/COLOMBO es un añadido o falso apellido? ¿Se casó algún Niño con una Guzmán? ¿Eran NIÑO de GUZMÁN los apellidos de Colón y por eso éste se parecía al padre de Guzmán de Alfarache y a Juan Niño Portugal?

El cronista Fernán Pérez de Guzmán y Ayala, bisabuelo del poeta toledano Garcilaso de la Vega Guzmán, como dije, fue cronista del reinado de Juan II de Castilla y dice que PERO NIÑO tuvo algún hijo natural al margen de sus matrimonios, y por otra parte, el historiador Don Ángel González Palencia (el biógrafo de Gonzalo Pérez) exhumó un documento en el que consta que se legitimó a un hijo llamado como él, desconociéndose el nombre de la mujer con quien lo tuvo, porque no consta en dicho documento. Así que imposible no es y además existió el vínculo Niño-Guzmán. Si este fuese el caso de Colón, se podría decir que casi se apellidaba como el poeta toledano que decía que miraba a los GELVES suspirando, ya que Pero Niño era hijo de una Garcilaso de la Vega, cuyo testamento se encontró en la casa de OSUNA (linaje GIRÓN), y además compartía el Guzmán del sevillano Guzmán de Alfarache. Y allí no sólo Pero Niño jugó cañas mejor que nadie, sino que hasta mató a nado a un jabalí en el Guadalquivir, a cuyas orillas Fernando Colón Enríquez se construyó su casa, en cuya fachada quiso que se escribiesen estos versos:
"que los mesmos que lanzaron
de sus casas, por peor,
de que bien consideraron,
juzgan hoy ser lo mejor".

Además de reconocer que había algún misterio en el cambio de nombre de su padre. Así que vamos a ver algo del linaje de Guzmán:

Don Pedro de Guzmán y González Girón es tronco de los Condes de Niebla, Duques de Medina Sidonia y Marqueses de Villafranca. Y una hermana de éste (Mayor de Guzmán y González Girón, Señora de Alcocer) tuvo una hija con el rey Alfonso X el Sabio llamada BEATRIZ de GUZMÁN, a quien el rey Sabio le dio en dote el reino del ALGARVE para casar con el rey de Portugal Alonso III. Y Colón apareció un buen día en Palos de la Frontera (Huelva), tierras fronterizas de Portugal y que pertenecían al Condado de Niebla de los GUZMÁN, que a su vez poseyeron los GELVES, razón suficiente para que el hijo de una Guzmán como el toledano Garcilaso mirase para allá. Los Guzmán recibieron repartimientos en Sevilla tras la conquista de la ciudad como los Girón en TOLEDO tras la conquista de Alfonso VI, y entonces y allí fue donde nació el apellido Girón cuyo progenitor no fue otro que un Ceballos, seguramente originario de CISNEROS.
Don Nuño de Guzmán y González Girón (el primogénito de los tres hermanos) fue Ricohombre y tuvo repartimiento en Sevilla. Se conservan memorias suyas en las confirmaciones del año 1253. Se halló en la conquista de Murcia, y se casó con Doña Teresa Álvarez, Señora de Manzanedo y de Brizuela, cuya madre era a su vez una Girón. Y de este Don Nuño Girón era nieto Pedro Núñez de Guzmán, que confirmó privilegios el año 1300 y se casó con URRACA Díaz (hija natural de Alfonso X el Sabio). Y de este matrimono fue hijo PEDRO Núñez de GUZMÁN ALONSO, que vivía en el año 1328 y se casó con Doña María de la CERDA (hija única de Juan Alonso de la Cerda, el Viejo, y de Doña María de PORTUGAL, hija a su vez del rey Don Dionís de Portugal y Doña María Santa Cruz).

Y de este matrimonio Guzmán de la Cerda fue hijo Alvar Pérez de Guzmán, que vivía por el año 1351 y se casó con Teresa Gutiérrez, y en segundas nupcias con Doña URRACA Alonso de Portugal y Ponce de León (hija de Juan Alfonso de Portugal y de doña Juana PONCE de LEÓN, y nieta del rey Don Dionís de Portugal y de doña Aldonza de Santa Cruz).

Y de este segundo matrimonio fue hijo PEDRO Núñez de GUZMÁN y Alonso de PORTUGAL, Ricohombre y Señor de Almonte y Alguacil Mayor de Sevilla, que se casó con Doña ALDONZA Fernández de TOLEDO, IV Señora de Orgaz.

Don Diego López de AVELLANEDA se casó con Doña Toda Guzmán y Guzmán, Señora de Izcar, y fueron tronco de los Condes de Miranda. Y este apellido del autor del Quijote de Avellaneda también le llevaba la familia del poeta Garcilaso.

Por lo demás, ALONSO NIÑO fue hermanastro de todos los bastardos del rey Sabio mencionados, Don Gaspar de GUZMÁN Pimentel Ribera Velasco y Tovar fue valido del rey Felipe IV, Conde-Duque de Olivares (Sevilla), y gobernó 20 años el Imperio español. Don PEDRO de TOLEDO y Osorio, Marqués de Villafranca, escribía una carta a Felipe III el día 9 de Diciembre de 1616 desde Valencia de Po, en la que le decía entre otras cosas:

"El DUQUE de MANTUA me ayuda cuanto puede
y trae al Monferrato la gente que tiene...
Es su ocupación ahora visitar esta dama
-marquesa Ardicina- y leer en DON QUIJOTE."

(A.G.S. Estado. Leg. 1911)

Y ya saben que cuando Pedro Alonso le dijo a Don Quijote que no era Rodrigo de Narváez ni el Marqués de Mantua y que él era el honrado hidalgo del señor Quijana, y no Valdovinos ni Abindarráez, que Don Quijote le contestó:
"¡Yo sé quién soy!"

Don Pedro Álvarez de TOLEDO y Zúñiga nació en Alba de Tormes el 13 de junio de 1488. Fue Marqués de Villafranca del Bierzo y Virrey de Nápoles y murió en Florencia el 21 de febrero de 1553. Era hijo de Fadrique Álvarez de TOLEDO, II Duque de Alba, y de Doña Isabel Cossines de ZÚÑIGA, III Condesa de Huesca y Sarmiento. Y de este matrimonio fueron hijas las mujeres del Conde de ALTAMIRA y del Conde de ARANDA:

Ana de Toledo se casó con Lope Osorio de Moscoso, II Conde de Altamira. Y Juana de Toledo se casó con Fernando Ximénez de Urrea, II Conde de Aranda.

En el Prólogo del Quijote se menciona a León Hebreo, el autor de los "Diálogos de amor" que vertió al toscano el Inca Garcilaso, se menciona al Obispo de MONDOÑEDO, etc. Y Don Pedro Pacheco Vélez de GUEVARA fue obispo de Mondoñedo en los años 1532-1537. Nació en La Puebla de Montalbán (Toledo) el 29 de junio de 1488 y murió en Roma el 5 de marzo de 1560. Fue nombrado cardenal por el Papa Pablo III el 16 de diciembre de 1545 y en 1553 nombrado Virrey de NÁPOLES.

Era hijo de Don Alonso Téllez GIRÓN (hijo de Don Juan Pacheco, Marqués de Villena) y de Doña María Vélez de GUEVARA.
Yo creí siemre que Vélez de Guevara hacía a Colón del linaje de NIÑO, se llamase PEDRO o se llamase CRISTÓBAL. Y si realmente era NIÑO GUZMÁN bien podía parecerse al padre de GUZMÁN de ALFARACHE y a don Juan NIÑO PORTUGAL.

¿Lo creen los seguidores también?

2 comentarios:

Eduardo dijo...

En primer lugar felicitarle por su Entrada, apasionante. Por otra parte, me gustaría me aclarara diversas dudas sobre el origen semita de la palabra Gelves. Me gustaría ahondar aun mas sobre todo en su traducción como "paloma salvaje". Mi interés es consecuencia del trabajo que en la actualidad realizo y que hace referencia a esta localidad Sevillana. Gracias

Rosa Ruiz dijo...

Amigo Eduardo: Gracias, antes que nada, por calificar de apasionante mi trabajo, pero siento no poder ayudarle en lo que me pide sobre GELVES, nombre de ese lugar sevillano en el que los COLÓN tuvieron casa, porque sólo sé de ese nombre lo que me ha leído en la entrada TOLEDO: que unos lo traducen como "paloma salvaje" (algo así como una zurita o roncella) y otros como "jardín". Me enteré de ello buscando en Internet y segura estoy que Google le ayudará más que yo. Ahora mismo no recuerdo qué Álvarez de TOLEDO (de la casa de Alba) murió en la campaña de los GELVES y que es por lo que entiendo que el poeta toledano GARCILASO de la VEGA y GUZMÁN dice en su Égloga II lo de: "Oh patria lacrimosa que vuelves los ojos a los GELVES sospirando". Ya sabe que lo único irrefutable de la biografía de Don Cristóbal COLÓN es que su hijo DIEGO COLÓN se casó con una TOLEDO y que este hecho y otros, además de aparecer en TOLEDO el manuscrito en caracteres arábigos de la historia de DON QUIJOTE, me han obligado a escribir mucho de la llamada "capital de las tres culturas (judía, árabe y cristiana) y sede de ilustre "escuela de traductores" de las lenguas correspondientes.