19 may. 2009

A los seguidores

"Yo estaba seguro de que la teoría era buena", le dijo Albert Einstein al amigo que le comunicaba que finalmente la comisión científica le daba la razón. Yo no estaría aquí con vosotros si no estuviese segura de que esta tesis es buena: que en QUIJAS de REOCÍN está la causa, origen y fundamento de los nombres de QUIJOTE y ROCINANTE, es decir, en las Asturias y Marquesado de Santillana del Mar de Don Íñigo López de Mendoza y Garcilaso de la Vega, casado con Doña Catalina Suárez de Figueroa, hija del Maestre de Santiago Don Lorenzo Suárez de Figueroa, dueño de media Extremadura.
Y esos votos vuestros, mi comisión científica y la de quienes a lo largo de la historia defendieron que detrás de cada frase del Quijote hay un gato encerrado, como el filósofo Don José Ortega y Gasset, por ejemplo, o como aquel noblote hidalgo montañés llamado Don Baldomero Villegas, Coronel de Artillería. Gracias.

4 comentarios:

Nerea dijo...

Suelo pasar a ver el blog y es fabuloso. Queria dejarte un saludo.
Nos vemos por aqui

Anónimo dijo...

Gracias a usted por tan interesante aporte.

elena clásica dijo...

fascinante. Me encantó tu vehemente exposición. Un saludo.

pande... dijo...

Hola Rosa: Nunca había dejado mi huella, pero la voy leyendo, es una maraviila la aportación que hace, y qué manera de escribir, gracias a usted.

La voy a seguir, como María Teresa, que son dos de mis cuatro nombres.

Hasta otro ratito.

Maite