20 sept. 2011

PARA QUE NO DIGAN QUE NO HE PINTADO NADA

Mis dos primeros cuadros


Ya saben lo que dijo Chesterton: "El temperamento artístico es la enfermedad que aflige al aficionado". Voy a ver si me fotografían mis collages con las colaboraciones de Tàpies y Genovés y la acuarela de Pozueta Escalante con el paisaje de las casas de San Andrés cercanas al desaparecido palacio de la reina Doña Urraca, hija del conquistador de Toledo y parte de Portugal, que tuvo un hijo con Don Pedro González de Lara, hermano de una de las abuelas de Santo Domingo de Guzmán. Se desconoce dónde estuvo ubicado el desaparecido monasterio de "San Juan de Ceballos" que llevó en dote la Infanta Doña Urraca, citada por Sancho en EL QUIJOTE, que fue abadesa del monasterio de San Román de Moroso, en el que murió, e hija de Garci Fernández y nieta de Fernán González, primeros condes de Castilla.


Una tendría que poner "Éste es gallo", como Orbaneja, el pintor de Úbeda, al cual -según Don Quijote-, preguntándole qué pintaba, respondió: "Lo que saliere". Tal vez pintaba un gallo, de tal suerte y tan mal parecido, que era menester que con letras góticas escribiese junto a él: "Éste es gallo" (cap. II,III), anécdota que vuelve a repetir en el capítulo II, LXXI.


A "la Ocasión la pintan calva" y con un copete de cabellos en la parte delantera de la cabeza como dice Don Belianís de Grecia, al que tanto favoreció la Fortuna, en los versos prologales del Soneto que le dedicó a Don Quijote. Habrá que aprender a pintarla.


¿A usted, lector, le gusta la pintura o es de los que al segundo bote ya le empacha?

8 jul. 2011

EL PERIODISTA y EL LECTOR

Un conocido periodista se preguntaba un día en su columna: ¿Qué diferencia hay entre los ladrones y los políticos? Y un lector le escribió diciéndole: "Pues que los primeros me eligen a mí y a los segundos los elijo yo". Al periodista le hizo tanta gracia, que le contestó a vuelta de correo:
"Señor tal y tal: Es usted un genio, porque es el primero y el único que ha advertido la diferencia".
La genialidad de SANCHO en EL QUIJOTE es parecida a la de ese lector y la sabiduría del QUIJOTE parecida a la de sus refranes, esas verdades o tópicos que se repiten mucho o tanto como la Historia.
Que el hombre ataca a su propia especie es algo obvio. Lo que yo pregunto aquí es: ¿Qué razones políticas había para ocultar la verdadera identidad de Cristóbal Colón?

26 feb. 2011

SEGUIMOS CON LOS NIÑOS

Hoy el único niño que me interesa es mi precioso nieto, al que un día le dirán que se llama como aquel rey persa entre cuyos despojos halló Alejandro la caja en la que guardaría la obra de su admirado Homero, el cantor de Héctor, domador de caballos, en la ILIADA que comienza diciendo: "¡Canta -oh musa- la cólera de Aquiles!" Eso que su abuela aprendió también leyendo EL QUIJOTE.

Y también habrá que decirle que le hacían esa fotografía, días antes de cumplir dos meses de edad, cuando era el último chozno de Francisco Díaz Quijano González Castillo, que dijo que EL QUIJOTE era un libro críptico y murió en Somahoz de Buelna el 1 de julio de 1907. El neurólogo David Ezpeleta Echavarri dice que es un libro poliédrico y que quien escriba y lea sobre EL QUIJOTE debe tener muy en cuenta aquello que magistralmente expresó el Profesor Laín Entralgo: "Y comprendo elementalmente la siginificación del Quijote, cuando de modo documentado y razonable sé responder a las tres cuestiones siguientes: Qué se propuso CERVANTES al escribirlo; cómo ha sido interpretado a lo largo del tiempo; cómo lo interpreto yo, si a ello me pongo y soy capaz de salir discretamente del trance". A propósito del grabado de Gustavo Doré en el que Don Quijote cae de Rocinante derribado por el aspa de un molino, dice Ezpeleta que "las malas lenguas afirman que la mayoría de la gente sólo se acuerda de este episodio porque aparece muy pronto en la obra (en el capítulo VIII), dando a entender que es por aquí cuando se abandona su lectura".


A mí de ese capítulo, como saben, me llamó la atención que se diga que la mula del Vizcaíno no estaba hecha a semejantes "niñerías", al tiempo que se dice que el Vizcaíno era escudero de una señora vizcaína que iba a SEVILLA desde donde su marido iba a pasar a las INDIAS con un honroso cargo. Y por asociación de ideas pensaba en la "Sierra del Molino de Viento" próxima a LAREDO, jurisdicción del linaje de VELASCO. Linaje del descubridor de la isla de FLORES (Terceras de las Azores), Pedro de Velasco, que navegó en PORTUGAL para el Infante Don Enrique el Navegante, fundador de la escuela náutica de SAGRES, en la que se dice que estudiaron los hermanos COLÓN, y que fue como se llamó también el vecino de PALOS con el que Cristóbal Colón se entrevistó en el monasterio de La Rábida, al que llegó en 1485 con su hijo Diego Colón Moniz de Perestrello.


Un día este nieto sabrá también que el caballo de Alejandro se llamó BUCÉFALO, que CEFALIOS o Ceballos es el plural de CÉFALO, sinónimo de cabeza-primero-principio-origen-originario-indígena-indio como el griego ZEUS, porque todos somos Cefalios como Perceval antes que niños, y que BUELNA es el solar más conocido del apellido de DON QUIJOTE y el Condado de PERO NIÑO.