16 nov. 2013

BIENVENIDO


Mejor articuladas que estas piedras, lo están todavía las piedras/cefas de la cabeza que encierran.

He aquí una imagen tan expresiva como la de los hombres que llevan  una rueda solar por cabeza, tal como podemos verlos, por ejemplo, en la epigrafía egipcia de algunas pirámides.
"Fugaz antorcha" es la vida del hombre comparada con la del astro. Así pensaba MACBETH:
"El mañana y el mañana y el mañana avanzan en pequeños pasos, de día en día, hasta la última sílaba del tiempo recordable; y todos nuestros ayeres han alumbrado a los locos el camino hacia el polvo de la muerte...¡Extínguete, extínguete, fugaz antorcha!..¡La vida no es más que una sombra que pasa, un pobre cómico que se pavonea y agita una hora sobre la escena y después no se le oye más...; un cuento narrado por un idiota con gran aparato, y que nada significa!"

SOL...SOMBRA...
Así de sombría, de poco luminosa o sabia, veía Shakespeare la vida del hombre, hable por boca de MACBETH o de HAMLET.
Hemos visto estas últimas horas en las películas a tantos egipcios adornados/vestidos de collares anillados, que parecía que se hubiesen metido por la cabeza esa estela de Barros.

"La piedra que no puedas levantar tú solo, déjala donde está, aunque otros te acompañen",
escribió GOETHE, aquél que  pedía "¡Luz, más luz!"

El lector del  QUIJOTE, lejos de pensar en mover piedras, y más si son luminosas, sigue preguntándose: ¿por qué nos inquieta ver a Don Quijote leyendo el QUIJOTE?
¿Acaso no somos todos actores y al mismo tiempo espectadores de la sociedad en que vivimos?¿Qué hombre con razón y sentido moral no calificaría  de locura el espectáculo?
¿Cree que se escribó el QUIJOTE desde el más cercano conocimiento de los abusos del poder y la impunidad de los poderosos?
¿Cuál es su respuesta? Me gustaría conocerla.

"Éste sí que merecía apellidarse GUERRA, y no el traductor de HOMERO (Gonzalo Pérez)", me decía yo cuando veía  la película ALEJANDRO MAGNO que pasaron estos días en la televisión. El personaje histórico que admiraba a AQUILES y guardaba con mimo la obra de HOMERO - y así lo recuerda el Cura en el capítulo VI del QUIJOTE- se convirtió en un icono universal.  Su mejor y más íntimo amigo le regaló una sortija con una piedra preciosa y, al dársela, le dijo:"Esta piedra es de cuando los hombres adoraban al Sol". ¿Quería decirle con eso que así le adoraba a él?
¿Llegó a endiosarse tanto como leemos en el Libro 2 de Los MACABEOS por creerse hijo de ZEUS?
¿Se rehabilitaba al personaje o a la película con esas palabras finales de que "su error sobrepasó a las victorias de los otros"? Es que a mí fue lo que más me gustó de toda ella.  A lo mejor el Bachiller Sansón Carrasco diría hoy de las películas  que "no hay ninguna tan mala que no tenga alguna cosa buena", como entonces dijo de los libros.

¿Dirán hoy los concursantes a JORDI HURTADO que podría tratarse del rostro de HOMERO?
A ver si nos despejan de una vez la incógnita. Con esta curiosidad he comenzado  este nuevo año 2014. Aunque sólo le pido salud, por si acaso me he comprado un décimo de la lotería. El 2013 no le pude terminar mejor: al poner el pie en la calle,  nada más salir de casa,  me encontré una moneda de un céntimo, y, como se dice que dinero llama a dinero,  la he guardado para comprobar si es cierto o presagia que saldremos de la crisis.
En cualquier caso, dentro de un rato, como todos los 1 de Enero, bailaré eso de Re-Fa-La/La...,o sea, el vals del Danubio Azul.
Tengo leído que en las riberas del DANUBIO se encontró una piedra de tiempos remotos en la que estaba escrito el nombre de CANTABRIA y otra en GRECIA que se dató de los siglos V-IV antes de
de Cristo y que esto hizo pensar en la presencia allí de soldados cántabros.  Sin quitarle importancia a esos hallazgos, yo creo que lo que emocionaría a HOMERO y a ALEJANDRO  es ver que unos cántabros labraron la "Guerra de Troya" en el centro de la Estela de Zurita, razón por la que tiene mayor diámetro que esa de Barros. En vista de que desapareció el busto de Homero que hubo en el oráculo de Delfos, yo, amigo JORDI HURTADO, pondría allí mismo este otro que usted nos muestra antes que en otro lugar o  museo.
En vista también de que ALEJANDRO estimuló los matrimonios mixtos -de los suyos con indígenas de los lugares que conquistaba-, se comprende que no se sepa muy bien si nuestro HÉCTOR particular se llamaba ANDILO o ADULASTRO.

"Y si de su AMADÍS se precia GAULA,
 por cuyos descendientes GRECIA
 triunfó mil veces y su fama ensancha,
 hoy a DON QUIJOTE le corona el aula
 do BELONA preside y de él se precia,
más que GRECIA ni GAULA, la alta MANCHA".

 Ya que no he alterado nunca el precio de las cosas como los mercantilistas, permítaseme la licencia de alterar esos versos así:
"De DON QUIJOTE se preció la alta MANCHA
 más que GRECIA, GAULA, y BUELNA".

Ya saben que esos versos pertenecen al soneto del Académico de la Argamasilla en Loor de ROCINANTE, que comienza así:

"En el soberbio trono diamantino
 que con sangrientas plantas huella MARTE,"

La verdad es que cuando veía la película de ALEJANDRO MAGNO, me acordaba de esos dioses de la guerra  (Belona-Marte) y de estos versos de las danzas que se bailaron en las Bodas de Camacho (cap.II,XX) que podrían cuadrarle bien al personaje:
"Yo soy el dios poderoso
  en el aire y en la tierra
  y en el ancho mar hundoso,
  y cuanto el abismo encierra
  en su báratro espantoso.
  Nunca conocí qué es miedo;
  aunque quiera lo imposible,
  y en todo lo que es posible
  mando, quito, pongo y vedo".

QUEVEDO,  que también se apellidaba CEBALLOS, no sé si leyó la historia de PERO NIÑO, ni si vio bailar alguna vez la danza guerrera de IBIO, pero sí sé que dijo que la casa CEBALLOS de BUELNA era de las más antiguas y nobles de este linaje.
"porque habiendo muerto en BABILONIA el único Rey del Mundo -ALEXANDRO-", decían los Condes de ESCALANTE  en  un Expediente de  Hidalguía al hablar  de sus progenitores CEBALLOS pobladores de estas ASTURIAS.

Yo diría de DON QUIJOTE lo  mismo que el historiador de ALEJANDRO decía a sus escribanos al final de la película:
"Su error sobrepasó las victorias de los otros".  Y esto porque su fama también es universal, pese al fracaso de su aventura.
Lean esto que escribió DOSTOYEVSKI  del Quijote en el Diario de un escritor:
"Es ese un gran libro, es del número de los eternos, de esos con que solo de tarde en tarde se ve gratificada la humanidad. Y observaciones análogas respecto a lo más profundo de nuestra humana naturaleza se hallan en ese libro a cada página.

Ya el solo hecho de que Sancho, esa encarnación de la sana razón, de la prudencia y de la áurea medianía, se consagrase a ser amigo y compañero de aventuras del más loco de los hombres, él precisamente y no ningún otro, es notable. Pásase todo el tiempo engañándole como un niño, y no obstante, está plenamente convencido del gran talento de su amo, conmuévese hasta lo patético ante su grandeza de alma, cree a pies juntillas en todos los fantásticos sueños del caballero, y ni una sola vez pone en duda que aquel habrá de conquistar algún día una ínsula para regalársela.

¡Cuán de desear sería que nuestros jóvenes conociesen esta gran obra! No sé lo que pasará ahora en las escuelas con la Literatura, pero sí sé que ese libro, el más grande y triste de cuantos libros ha creado el genio de los hombres, levantaría el alma de más de un joven con el poder de una gran idea, sembraría en su corazón la semilla de grandes problemas y apartaría su espíritu de la sempiterna adoración del estúpido ideal de la medianía, del orondo amor propio y la vulgar sabiduría práctica.

Ese libro, el más triste de todos, no olvidará el hombre llevarlo consigo el día del Juicio Final. Y denunciará el más hondo, terrible misterio del hombre y de la humanidad en él contenido: que la belleza suprema del hombre, su pureza mayor, su castidad, su lealtad, su valor todo y finalmente su talento más grande… consúmense hartas veces, por desgracia, sin haber reportado a la humanidad provecho alguno, convirtiéndose, si a mano viene, en un objeto de irrisión, solo por faltarle al hombre con tan ricos dones agraciado un don supremo, el genio necesario para dominar la riqueza y poder de esas dotes, gobernarlas y dirigirlas —esto es lo principal— no por fantásticos caminos de locura, sino por la senda recta, empleándose en el bien de la humanidad".

 Si PLATÓN en aquellos siglos antes de CRISTO identificaba/hermanaba la maldad con la estupidez, el pueblo hoy sigue diciendo, sin leer a Platón, que "no hay tonto bueno". Y otra cosa: me es imposible leer las bodas de Camacho del QUIJOTE sin recordar lo que escribe SHAKESPEARE de las Bodas de TESEO en el "Sueño de una noche de verano". Quizás por lo de las ninfas y el arco plateado del dios-niño CUPIDO, etc.

Yo me interesé por el apellido BARREDA al mismo tiempo que por el apellido CORTINAS por llamarse Doña Leonor de CORTINAS la madre de CERVANTES y citarse "a la de BARREDA" como testigo en la partida de bautismo de otro de sus hijos en la iglesia de ALCALÁ.
Hoy lo que me pregunto es esto: ¿Descendía Don Antonio del CORRO BARREDA del Marqués de Santillana como ese BARREDA de Santillana que cita Doña Emilia Pardo Bazán?
Es que no se me olvida la presencia de Don Antonio del CORRO en la Universidad de Oxford y en LONDRES, ni la de Don Diego Hurtado de  MENDOZA en LONDRES, ni las de  GONZALO y ANTONIO PÉREZ, amigos de este poeta e historiador, bisnieto del primer Marqués de Santillana, y éste a su vez Señor mayor de las casas de CEBALLOS.

A ver si me ponen aquí el dibujo de POZUETA del niño cuidando unas ovejas y unos árboles en el paisaje que parecen bolos, para recordar de nuevo esto de SHAKESPEARE:
"HAMLET.- Esa calavera tenía lengua y podía en otro tiempo cantar. ¡Cómo la tira contra el suelo ese bribón, como si fuera la quijada con la que Caín cometió el primer asesinato!... (...)
¡He aquí una linda mudanza, si tuviéramos penetración para verla! ¿Tan poco costó la formación de esos huesos, que no sirven sino para jugar a los bolos? Los míos me duelen de solo pensarlo.
(...) ¿Crees tú que  ALEJANDRO tendría ese aspecto bajo tierra?
 HORACIO.-El mismo, justamente.
 HAMLET.- ¿Y olería de este modo? ¡Puaf!  (Tira la calavera).
HORACIO.- Del mismo modo, señor."
(Acto V, Escena I)
 Es que ya saben que aquí, en Cantabria, a la bolera la llamamos el CORRO y por otra parte DON QUIJOTE dice descender de GUTIERRE QUIJADA y los CEBALLOS se remontan a ALEJANDRO.
 
La mejor prueba de que el tiempo y el pensamiento vuelan, es que ya estamos a día 5 y que sigo sin cazar a éste escribiendo. Y digo esto porque lo primero que me vino hoy a la mente, nada más despertar, fue lo del "báratro espantoso " de los versos que trancribí, - junto a las palabras aire, tierra y mar - y en menos de un segundo me ví pensando en los cuatro elementos y en la boca de un volcán vomitando fuego de las entrañas de la tierra, de un abismo que quizás sugirió al hombre la idea del Infierno, y en lo que dijo sobre esto Fray Luis de León (según él se llamaba infierno a los vertederos de basuras de las afueras de las poblaciones), y en cuando Dulcinea le decía a MARTÍN QUIJADA  que su nombre era ALDONZA LORENZO "por mar y por tierra" (en el Quijote de Avellaneda), y en el naufragio de COLÓN, y en el de la fingida Princesa Micomicona (DOROTEA ¿Guerra?), hija de un vasallo del Duque de OSUNA (Sevilla), y en el caballero que llegó a tierras remotas y desconocidas  arrastrado por una tempestad desde una playa montañesa, y en tantas y tantas cosas más que, cuando las veo escritas aquí, se me parecen muy poco a como las  pienso por mi torpe y lenta pluma, pues, como dijo el poeta: "No hay idea que no se pueda dibujar". Ahora, viendo el dibujo de POZUETA, recuerdo aquello que le dijo un día COSSÍO: "de Literatura y de Historia puede discutirme usted lo que quiera. Pero aquí el que más sabe de bolos soy yo".  Voy a ver si pinto yo las casas de San Andrés (Somahoz de Buelna) que pintó él un día y que tan cambiadas están hoy.
 
"Que los mismos que lanzaron de sus casas, por peor,
de que bien consideraron, juzgan hoy ser lo mejor", 
quiso  poner Don Fernando COLÓN en la fachada de su casa de SEVILLA.  La patria de los GUERRA de TRIANA, supongo  que desde los tiempos de las conquistas de SEVILLA y CÓRDOBA y de aquel Vicente Guerra que dio nombre al Caño de Vecinguerra. Ese Caño o albañal de  CÓRDOBA que LOPE de VEGA en la DOROTEA le hizo nombrar  a ésta. Linaje originario de las montañas de IBIO y muy vinculado con la casa de la VEGA, aunque no sé si fue marino aquel Juan GUERRA de la VEGA al que PERO NIÑO hizo cesiones de mayorazgos y si Juan GUERRA NIÑO fue hijo de una hermana de PERO NIÑO y por tanto sobrino de éste.
A mí -amigo DOSTOYEVSKI- nunca me dijeron en la escuela que ALONSO QUIJANO el Bueno tenía un linaje originario de BUELNA, así que algo estamos en deuda con tan universal hidalgo manchego. Si ALEJANDRO dio su nombre a muchas Alejandrías, y hasta llamó BUCÉFALA  a una población en honor de su caballo BUCÉFALO, no sé por qué no podría ponerse esto a la entrada del VALLE de REOCÍN: "Primero de todos los REOCINES del mundo como ROCINANTE de todos los rocines".
Dice el Diccionario Geográfico MADOZ  -al tratar del río EBRO (IBER)-  que hubo un tiempo en el que, desde el ISTRO o DANUBIO hasta GADES, se llamó IBERIA. Y como a mí CANTABRIA me suena como si se dijese CANT-IBERIA, por aquello de canto-cantera-cántaro-cántabro, etc., cuando leía eso, es como si oyese "Piedra del río". Y cuando leía que CARO BAROJA pensaba que cántabro podría venir de CAN/perro, entonces cántabro me sonaba como cancerbero.
 Lamento no ser filóloga para saber si EBRO-ÍBER-ÍBERO- IBERIA tienen más que ver con el hebreo que con el griego. Es un error decir que el río EBRO -citado en el Periplo de Seylaz (hacia el siglo V antes de Cristo)- debe su nombre a los griegos, porque ya se llamaba así antes de la llegada de los mismos a nuestra península, dice el señor MADOZ. Lo que dice la geografía es que esta IBERIA es una península de un continente llamado EUROPA y éste a su vez una península de otro mayor llamado ASIA, así como la Mitología griega dice que PERSES  fue hijo de HELIO/Sol, por lo que este epónimo de los persas me suena como "piedra del sol" y por tanto lo mismo que CÉFALO.
 
Llamarse JUAN  CEBALLOS y ser primo del montañés JUAN ESCOBEDO, o llamarse DIEGO de BUSTAMANTE como el hijo del Señor de QUIJAS de REOCÍN y servidor de ANTONIO PÉREZ, en el siglo XVI no habrían tenido más valor o significado que otros nombres cualquiera si entonces  no habría pasado  todo lo que pasó y ellos vieron. Y, si algunos ven algo de todo aquello en "La Estrella de Sevilla" de LOPE  de VEGA y ANDRÉS CLARAMONTE, yo todavía lo veo más claro en el QUIJOTE. Gracias otra vez, señor MARAÑÓN. Esto es todo.
Oigo ahora que a lo lejos alguien habla..., pero no entiendo lo que dice. A lo mejor es un hombre que le está contando a un amigo o conocido eso de que "era un Príncipe tan feo, tan feo, que CENICIENTA se marchó a las once."
Así es la vida: cuando leí en el QUIJOTE "princesa-Alcarria-tuerta",  me acordé de la tuerta princesa de Éboli, Doña ANA de MENDOZA, y me dije: tengo que leer la biografía de Antonio Pérez,  y por esta  causa vino a mis manos la obra de MARAÑÓN, que bien podía haber llegado al día de hoy sin haberla leído y sin saber nada del hijo del señor del solar de QUIJAS de REOCÍN. Siento no poner aquí la fotografía en la que POZUETA le enseñaba una exposición en Santander de pintores aficionados, pero es que no sé dónde podrá estar. Curiosamente, el más visible de los tres cuadros que aparecen en ella, es uno horroroso con una especie de máscara o cabeza de un demonio con sus cuernos y todo. Supongo que tuvo que haberlos mejores por muy aficionados que fuesen.
POZUETA disfrutaba mucho dibujando y todos los dibujos suyos que conservo son de una gran ternura. Me acordé de él cuando leía  en el QUIJOTE lo de "por esta primera de pollinos" porque, como ya comenté en otra ocasión, repasé con él las características del contrato causal de la Letra de Cambio antes de examinarme de Derecho Mercantil, y tampoco habría leído yo al día de hoy, seguramente, "El Enamorado de la Osa Mayor" si no me le habría regalado él, con una dedicatoria tan literaria y a la vez humorística como acostumbraba, en edición prologada por C.J.CELA.
.-"Pero, ¿con ese idiota te vas a casar?
.-Para lo que yo le quiero sabe tanto y más que ARISTÓTELES".
Esto que  dice DON QUIJOTE en el cuento que cuenta en el capítulo XXV, solía repetirlo POZUETA cuando salía en la conversación la próxima boda de alguno, pero no recuerdo haberle oído que venía en el QUIJOTE ,y, a juzgar por lo que le oí de "las Bodas de Camacho"- cuando  hablaba de las hambrunas pasadas en España- pienso que quizás no lo leyó. Pero, podría ser  también que lo dijera y que yo lo olvidase porque entonces el QUIJOTE no me interesaba como ahora.
 
Cuando murió don José María de COSSÍO, publicó un artículo sobre él en ALERTA, y, como gustaba tanto de la anécdota, comenzó el artículo recordando que el personaje se hizo unas tarjetas de visita en las que ponía bajo su nombre: "Ex alcalde de Tudanca", y lo terminó recordando el origen  de la famosa ODA de Rafael ALBERTI a PLATKO,  el portero húngaro del Barcelona y entonces la figura estelar del equipo, que se enfrentaría en el campo del Sardinero con la Real Sociedad de San Sebastián cuando jugaron la final del campeonato nacional de la Copa. El Barcelona eligió Torrelavega como lugar de concentración y ALBERTI, entonces invitado en casa de COSSÍO, acudió con éste al campo del MALECÓN a ver alguno de los entrenamientos. Tal gesta debió de parecerle a un torrelaveguense el partido, que sugirió dedicarle una oda a dicho PLATKO, y le dijo a ALBERTI:
"¡Eso sólo lo podéis cantar HOMERO y tú!".
 
Y así, y por esto, cuando volvieron a Tudanca,
ALBERTI se puso manos a la obra y lo escribió.
Así de claro tendríamos que tener nosotros por qué el portugués MONTEMAYOR, el valenciano REY de ARTIEDA, y CERVANTES en el  QUIJOTE,  se acordaron a los Cachopines de LAREDO, linaje marinero que también estuvo en la conquista de SEVILLA y muy vinculado con los Ceballos y los Escalante como los GUERRA.
 
 Al parecer, PLATKO jugó como un león hasta el final, pese a la herida que le hicieron en la cabeza, así que ALBERTI escribió:
"Nadie se olvida, PLATKO.
(...)
Ni el mar,
que frente a tí saltaba sin poder defenderte".
 
POZUETA era de esa gente que si le preguntas ¿es usted feliz?, puede contestarte:
"Espero no haber caído tan bajo".
El niño de su dibujo que cuida de las ovejas es más joven que los cabreros que acogieron a DON QUIJOTE, a los que éste dio un discurso socialista y después los acompañó con el Cachopín de LAREDO al entierro de Grisóstomo; y más joven que los pastores a los que sirvió el perro CIPIÓN que tanto vio jugar a los bolos en su vida, pero vaya usted a saber qué pensaría ese niño con el tiempo, y ya mayor, del paisaje, del paisanaje y del capitalismo.
CIPIÓN, como saben, un día descubrió que los lobos que mataban a las ovejas, y se repartían las mejores tajadas, eran sus pastores. ¡Qué fuerte!, ¿verdad? 
 
No sé  hasta dónde vale la Literatura como fuente de conocimiento histórico, lo que sé es que  a mí no me cuadraba eso de la "real y limpísima mesa" que se dice al comienzo del capítulo II,XLVII del QUIJOTE, y que un día leí esto a Gustav Ungerer: "el mismo Rey honró la Casa de PÉREZ y de doña Juana COELLO con su presencia real, hecho que hasta ahora se les ha escapado a los historiadores".  Lo que me pareció siempre es que -con ese como "estudiante" que bendijo la mesa- se aludía a DIEGO de BUSTAMANTE, que ya tenía 29 años cuando Pérez huyó de España.   
 
"Mis pastores y todos los demás de aquella marina"..., decía CIPIÓN.  Hay experiencias en la vida como para decir: "Si esto es el sistema, entonces la MORAL y la ÉTICA son antisistema". O como para decir PUAF como HAMLET cuando tiró la calavera.
¡Qué difícil defenderse de las ofensas de la vida! ¡Qué dolorosas las heridas que solo la verdad y la justicia cicatrizan!
Al alférez CAMPUZANO le faltó decir al final del COLOQUIO eso de que "muerto el pelo, se acabó la labia".
"Aun, mal por mal, mejor es ser caballero andante que pastor", le dijo a DON QUIJOTE el Ama al conocer su intención de hacer vida pastoril (cap. II,LXXIII). ANDRÉS, el criado de JUAN HALDUDO el rico, le habría dado la razón, pues ya vieron la paliza que éste le dió porque cada día "le perdía una oveja" (cap. IV),  según le dijo a DON QUIJOTE cuando éste presenció la escena y le recriminaba su conducta.  Por cierto, que HALDUDO era del QUINTANAR y el Bachiller Sansón Carrasco dice que le compró los perros (BARCINO y BUTRÓN) a un "ganadero del Quintanar" (cap. II,LXXIV), y BERGANZA dice en el COLOQUIO que su segundo amo le llamaba BARCINO.
 
No deja de ser curioso que, si lo del cabrero PEDRO y las niñerías, nos recordaba a PEDRO NIÑO, ante la conducta de PERO NIÑO en favor un muchacho que estaba siendo maltratado, diga  el señor D. Beltrán LLavador en su edición del VICTORIAL , que tal conducta recordaba a la de DON QUIJOTE  en favor del criado de dicho JUAN HALDUDO.
 
¡Qué profundo es eso de la clase social, señora AMA! Efectivamente: es mejor ser caballero andante que pastor. Aunque también es verdad que hubo pastores que llegaron a reyes, tal como nos recuerda JORGE de BUSTAMANTE al hablar de linajes y se recuerda en el QUIJOTE y en el VICTORIAL. (Buen título éste para quien se dijo siempre vencedor y nunca vencido como el Conde de Buelna, voz que viene, según los eruditos, de un latinismo más propio de la tradición de Alejandro que de la escolástica ).
"DAVID, rey sapientísimo, había sido pastor, y se convirtió en rey de Jerusalén", le recordaba COLÓN en  una carta al aya del príncipe Don JUAN (hijo de los Reyes Católicos), al tiempo que le decía que no era el primer Almirante de su familia. No sabemos por qué querrían traerse a CASTILLA la VIEJA los ya podridos huesos de DON QUIJOTE, como dice CIDE HAMETE,  pero sabemos que BURGOS  era la capital del Almirantazgo de CASTILLA ( y no la MANCHA) y que de la provincia de BURGOS fue natural aquel JUAN NIÑO que se casó con una hija de GARCILASO y fueron padres del Conde de Buelna, cuyos podridos huesos tampoco sabemos por dónde andarán.

1.827 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   1801 – 1827 de 1827
Rosa Ruiz dijo...

Ni dejará de estar en VALDIGUÑA ese escudo partido con las armas de BUSTAMANTE QUEVEDO y HOYOS. Que CRISTÓBAL GUERRA descubrió ínsulas y tierras no se lo inventó QUEVEDO, pues no hay más que recordar lo que el canciller Don Pedro López de AYALA le escribía a los Reyes Católicos. ("las ínsulas hasta agora descubiertas por Cristóbal COLÓN y Cristóbal GUERRA"). "Dejo a SANCHO las ínsulas que gané con tanta guerra", escribió QUEVEDO en el testamento de DON QUIJOTE. ¿Acaso no habría podido decir también que gané con Cristóbal GUERRA?

Qué lejos ya aquel 13 de junio de 1439 en el PERO NIÑO cedía a Juan GUERRA de la VEGA el solar de IBIO y los mayorazgos de SANTIBÁÑEZ y CABEZÓN, ¿verdad?

No se puede encontrar uno con una ARCE como me pasó a mí ayer en Suances, porque, sin querer, te acuerdas de la madre de JUAN de ESCOBEDO y de la primera mujer de QUEVEDO y HOYOS, que se apellidaban ARCE las dos, y de aquella María de ESCOBEDO con la que QUEVEDO y HOYOS no se casó pero tuvo descendencia con ella.

Rosa Ruiz dijo...

¡Qué lejano ya el matrimonio de GONZALO GUERRA, señor del solar de IBIO, con ROSENDA de CEBALLOS y de su nieta TERESA GUERRA con GONZALO de BUSTAMANTE! ¡Qué lejanos también aquel JUAN GUERRA OSORIO al que el infante Don ENRIQUE de ARAGÓN trataba de "pariente" en 1422 y aquel GONZALO GUERRA, primo del burgalés FERNANDO COLÓN que testaba en CÓRDOBA en la segunda mitad del siglo XVI y le dejaba heredero de su hacienda!

Rosa Ruiz dijo...

No lo puedo evitar: cuando veo una ferrería, sea la de los BUSTAMANTE de QUIJAS en el SAJA, o la de los QUEVEDO de Valdiguña en el BESAYA, me acuerdo del muchacho que dijo ser "tejedor de hierros de lanzas" al preguntarle SANCHO en la ínsula (de Barataria/ARAGÓN) qué oficio tenía, y, al mismo tiempo, de la vinculación histórica que se ha hecho de la familia genovesa de Don Cristóbal COLÓN con el oficio de tejedor, preguntándome: ¿De paños o también de hierros de lanzas como ese muchacho?

Rosa Ruiz dijo...

Aquel muchacho huía de la ínsula porque la Justicia hacía muchas preguntas y recuérdese que no fueron pocas las que le hicieron a DIEGO de BUSTAMANTE los tribunales de Castilla y Aragón. Es una lástima que la Justicia no le preguntara a COLÓN por su verdadero linaje y familia, pues parecen "niñerías" más que otra cosa las explicaciones voluntarias que él y su hijo Fernando dieron sobre ello en la "Historia del Almirante". Porque verdaderamente me parecen más niñerías que las explicaciones tan científicas que DON QUIJOTE le daba al cabrero PEDRO cuando éste llamó "cris" a los eclipses.

Rosa Ruiz dijo...

No es lo mismo decir "Fuente de la Legaña" que "Fuente de Leganitos", como no es lo mismo decir "cris del sol" y "cris de la luna" que decir Cristóbal NIÑO y Cristóbal GUERRA, pero yo me entiendo. En la citada "Fuente de la Legaña" de VALDIGUÑA estaba la antigua y ya desaparecida ferrería de los QUEVEDO HOYOS y en la misma está todavía la casa mayorazga que luce en su escudo las armas de BUSTAMANTE QUEVEDO y HOYOS (sobre la cabeza de un gato), y la Fuente de LEGANITOS de Madrid es citada en el QUIJOTE por el Primo en el mismo párrafo del capítulo II, XXII que cita el "Caño de VECINGUERRA" (en recuerdo de Vicente Guerra):
"otro libro tengo también, a quien he de llamar Metamorfóseos o OVIDIO español, de invención nueva y rara; porque en él, imitando a OVIDIO a lo burlesco, pinto quién fue la Giralda de Sevilla", etc., dice el PRIMO.
¿Era primo de los GUERRA de la VEGA como los NIÑO Laso de la VEGA lo fueron de Juan GUERRA de la VEGA?
Ayer el presentador de PASAPALABRA, llamado Cristian, dijo LEGANITOS cuando preguntaba a los concursantes nombres de calles y plazas de MADRID, y, al oírselo, me dije para mí: "mi pensamiento se ha hecho realidad", pues por la mañana, al tiempo que pensaba en estas cosas, juro que pensé: "es muy probable que hoy le oiga decir LEGANITOS a alguien". No deja de ser una curiosa casualidad de las que a veces me pasan y supongo que le pasen a la gente. Lo extraordinario habría sido que, pensando en la "Fuente de la Legaña", desconocida de tantos, habría pasado lo mismo que con la conocida LEGANITOS.

Rosa Ruiz dijo...

Tampoco tiene nada de extraordinario que, siendo MARTE y BELONA divinidades guerreras, se acuerde uno del linaje de los GUERRA cuando se leen los nombres de esas divinidades en el soneto en "LOOR de ROCINANTE, CABALLO de DON QUIJOTE de la MANCHA" que le dedica el Caprichoso, Discretísimo Académico de la Argamasilla. Al menos a mí me pasa. Quizás por saber que BUELNA, el Condado de PERO NIÑO, fue un solar muy antiguo de los CEBALLOS-GUERRA.
En fin, por esas cosas que me pasan, a lo mejor mañana alguien dice que COLÓN era del linaje de NIÑO. No estaría mal.

Rosa Ruiz dijo...

Sigo sin oírle decir a nadie que COLÓN era del linaje de NIÑO. Lo más que me ha pasado estos días sobre esto es que al abrir "La patria de Colón" de D. Rafael Calzada (Buenos Aires, 1923), leí: "se lanzó a la mar cuando era casi un niño".
El 16 de marzo de 1916 D. Rafael Altamira escribía en Madrid una carta a D. Rafael Calzada en la que le decía:

"He leído con mucho interés la conferencia de usted. Me parece una de las mejores cosas que usted ha compuesto en su vida: de una lógica, de una fuerza de argumentación, de una claridad admirables. Creo que debe usted publicarla, con todos los arreglos que estime oportunos (...)
A mi parecer, la cuestión, críticamente considerada, se puede condensar en estas tres conclusiones:
1º No se puede ya sostener que COLÓN fuese italiano, con la seguridad que se ha sostenido hasta aquí.
2º No se sabe de donde era originario.
3º Hay muchos indicios, pero ninguno prueba decisiva, para presumir que era español, y de próxima ascendencia judía. Lo mismo opina, (en este último punto), la gran autoridad del profesor YAHUDA, a quien sabe usted que hemos traído a la Universidad Central como catedrático de Filosofía y Letras".
(Yahuda fue catedrático en la Universidad de Madrid de "Lenguas y literaturas semíticas").
CALZADA niega que esos artesanos COLUMBOS y COLOMBOS genoveses de La RACCOLTA fuesen ascendientes del marino cristóbal Colón, descubridor de un Nuevo Mundo.
En un párrafo del capítulo XVII dice: "por el tiempo de COLÓN, varias genealogías de JUAN,DOMINGO y CHRISTÓPHORO COLUMBO, supuestos abuelo, hijo y nieto, sin que pueda explicarse qué importancia pueda tener semejante genealogía del Giovanni ni del Domenico, toda vez que ni COLÓN, ni su hijo Fernando, ni nadie de su familia dijeron jamás que aquél tuviese tales ascendientes".

Si muchas aldeas manchegas han pugnado por ser la cuna de DON QUIJOTE, todavía son más las italianas que se han dicho cuna de COLÓN y enumera el señor CALZADA. Entre estas cita a TERRAROSSA, y por aquello de que hablaba yo de la ferrería del río Besaya y de la casa BUSTAMANTE QUEVEDO en la Fuente de la Legaña junto a la iglesia mozárabe de "Santa Eulalia", réplica de la de "San Román de Moroso", ambas del siglo X, me hizo gracia ver las palabras "río-hierro-lana" en el siguiente párrafo:

Rosa Ruiz dijo...

"Como caso verdaderamente curioso de los alegados de esos pueblos en favor de su causa, merece especial mención el dado a luz en 1910 por el señor JUAN SOLARI, en Buenos Aires, reclamando cuna del gran navegante para TERRAROSSA, con la particularidad de que figura en el folleto hasta la fotografía de la casa en que nació CRISTÓBAL COLÓN, la cual, según parece, se mantiene en pie al cabo de cerca de cinco siglos. A esta impresionante novedad, agrega la extraordinaria de que no cabe duda de que DOMINGO, padre de CRISTÓBAL, debía tener su fábrica sobre un peñasco a un costado del Río Entella y a unos doscientos pasos de TERRAROSSA. Dice que la casa de COLÓN se encuentra entre las primeras que dan al río. Y más adelante: Se indicaba y se indica todavía la casa en que nació y que siempre es conocida por casa dei Columbo... A poca distancia, existen rastros de la fábrica de Domingo Columbo. Hablando con el viejo propietario del lugar, nos dijo que él mismo había arrancado las cuñas de hierro que debieron servir para afianzar algún motor hidráulico, tal vez con el propósito de cardar la lana"...

Rosa Ruiz dijo...

El viejo no dejaba de discurrir con lógica, pues, si eran "tejedores", podría tratarse de algún batán (máquina, generalmente hidráulica, para enfurtir paños) y no de máquina para tejer "hierros de lanzas", como le dice el muchacho a SANCHO en la ínsula que éste gobernaba, y que inferimos, aunque lo calle, que pensaba eran imprescindibles para las guerras de FLANDES, o de donde fueren, por añadir que los tejía "con licencia buena de vuesa merced":
.- "¿Qué oficio tienes?
.- Tejedor.
.- Y ¿qué tejes?
.- Hierros de lanzas, con licencia buena de vuesa merced.
.- ¿Gracioso me sois?" (cap.II.XLIX).
Creo que a esto Don Francisco de QUEVEDO y VILLEGAS habría contestado: "agudo y gracioso". Es decir, lo mismo que dijo del QUIJOTE en su dedicatoria de su BUSCÓN.

Rosa Ruiz dijo...

Hay que reconocer que llegar a ser como COLÓN Virrey de las Indias Occidentales o del Nuevo Mundo -que América se llamaría más tarde- es bastante más que ser Conde o Marqués de algún valle o provincia de "poco más o menos", o si se quiere, que titularse Conde de BUELNA como PERO NIÑO o Marqués de SANTILLANA como ÍÑIGO López de MENDOZA, que fue de quienes yo me acordé cuando DON QUIJOTE le promete así a SANCHO coronarle rey de una ínsula, dado que JUAN II le concedió a PERO NIÑO en 1431 el título de conde, es decir, cuando contaba ya 53 años de edad y llevaba casi 40 en la milicia y, por otra parte, descendía por línea materna de la casa de la VEGA como el Marqués de SANTILLANA, tercer abuelo de doña ANA de MENDOZA, Princesa de Éboli:
.- "Has de saber, amigo Sancho Panza, que fue costumbre muy usada de los caballeros andantes antiguos hacer gobernadores a sus escuderos de las ínsulas o reinos que ganaban, y yo tengo determinado de que por mí no falte tan agradecida usanza; antes pienso en aventajarme en ella; porque ellos, algunas veces, y quizás las más, esperaban a que sus escuderos fueran viejos, y ya después de hartos de servir y de llevar malos días y peores noches, les daban algún título de conde o, por lo mucho, de marqués, de algún valle o provincia de poco más o menos" (cap.VII).

DON QUIJOTE sabía latín, escribía a SANCHO en castellano -o en "nuestro romance", por decirlo como las misma palabras que COLÓN escribió a los Reyes Católicos- y en la imprenta de Barcelona dice preciarse de saber algo de "toscano". Y de esto me acordaba yo también cuando CALZADA recuerda que COLÓN sabía latín, que escribía a su hijo DIEGO en castellano, así como el Diario de Navegación, su Libro de las Profecías, notas marginales en libros de Plinio, Séneca, etc. y las muchas faltas que cometía el genovés las pocas veces que escribía en italiano, aunque CALZADA no recurra a fuentes literarias ni cite el QUIJOTE y por tanto no establezca paralelismo alguno con este personaje literario ni con otro.

Rosa Ruiz dijo...

Se lamenta CALZADA, creo que con razón, que se trate poco menos que de demente a quien defiende la españolidad de COLÓN como el señor García de la Riega, por ejemplo, por estar ya "tan petrificado el dogma de que era genovés". Yo creo que, naciese donde naciese, era como DON QUIJOTE de linaje montañés. Porque una cosa es la patria y otra el linaje. ¿No cambió ALONSO QUIJANO su nombre por el de DON QUIJOTE y honró a su patria diciéndose de la MANCHA? ¿Por qué no podría COLÓN haberse dado este nombre y honrar a GÉNOVA si nació y salió de allí como DON QUIJOTE saldría un día de julio de su aldea?

Rosa Ruiz dijo...

Confieso que, cuando leí los escritos de Cristóbal Colón, me pasó como al señor CALZADA: que eso de "nuestro romance", de hacer al castellano su lengua, me pareció un lapsus, o una involuntaria traición de su subconsciente, que decía del mismo (orígenes, familia, etc.) mucho de lo que tanto calló, llamándose "extranjero" y rodeándose de misterio. ("llámenme como quieran"..."no soy el primer almirante de mi familia", etc., le decía en la carta al aya del príncipe Don Juan.) Como me sorprendió que su hijo Fernando, cuando estuvo en GÉNOVA en busca de COLOMBOS, no fuese a la citada casa del río Entella conocida como "la casa dei COLUMBUS o Colombo", por citar otra cosa más de las muchas que expone el señor CALZADA. Sobre esto de la lengua, literalmente dice así:

"Como se ve, un hombre que se dice genovés, o italiano, que para el caso, es lo mismo, refiriéndose a la lengua española, la llama "nuestro romance", o en otros términos, nuestro castellano. Y he aquí al Descubridor que en medio de sus prolijas precauciones, por un descuido fácil de explicar, reconoce cuál es su verdadera patria".(cap.IX).

Por aquello de que dice que el Rey Católico ofreció a CRISTÓBAL COLÓN el señorío de CARRIÓN de los CONDES (Palencia), que rechazó cuando pleiteaban por el gobierno de las INDIAS, cuando me desperté esta madrugada, me levanté de la cama y fui a buscar un libro sobre el Marqués de Santillana, pues, como es sabido, éste nació en CARRIÓN de los CONDES, de donde, al correr de unos años, un BUSTAMANTE se titularía "corregidor perpetuo". Para mi sorpresa, el libro no estaba en la librería en la que ha estado siempre, y después de mirar y remirar por aquí y por allá, cuando creí haberle encontrado y lo saqué de la librería, vi que era "Casta de Hidalgos", de RICARDO LEÓN (Barcelona,1877-Torrelodones,1943), al que confundí por ser ambos del mismo color y tamaño. Y ya que le tenía en la mano, y que no aparecía el que buscaba, me puse a leerlo. Al cabo de unos minutos, no daba crédito a lo que leía, pues lo último que yo habría imaginado es ver a un CEBALLOS hablando como DON QUIJOTE y como HAMLET. Y para que vean que no exagero, oigan y juzguen por ustedes mismos:

Rosa Ruiz dijo...

"Iba declinando el sol, y la llanura castellana, sola y triste, con sus aldeas muertas y sus molinos de viento, daba la sensación de profunda pesadumbre. Dibujábase en la llanura austera la sombra de DON QUIJOTE. Iba el caballero de la Triste Figura, macilento y grave, cabalgando en su rocín, embrazada la adarga, seguido de SANCHO, que venía ensartando refranes, acomodado en sus bien repuestas alforjas. JESÚS miró al peregrino hidalgo con profunda emoción, y ¡cuál no sería su sorpresa al ver que el hidalgo no era DON QUIJOTE, sino su padre, don JUAN MANUEL CEBALLOS, y el escudero no era SANCHO PANZA, sino un mozo gordinflón, sacristán de la Abadía de SANTILLANA!

Suspenso estaba JESÚS de aquellas peregrinas transformaciones, cuando acertó a ver un grande tropel de gente que venía en dirección contraria y que se paró delante del quijotesco hidalgo en actitud de guerra.
¡Oh, nunca imaginada aventura! Allí estaban como ejército en faz de combate los compañeros de aventuras de JESÚS, los cómicos de la legua, don Pedro de ROJAS, la Chacona, la Camelia, los poetas y periodistas de Madrid, los bohemios de antaño, la Rosa LUNA, los amigos de París, el polaco, el estudiante alemán, el poeta francés, las grisetas del Barrio Latino, los nihilistas, toda la caterva de aventureros y revolucionarios que JESÚS había conocido. Apenas los divisó don JUAN MANUEL, se afirmó en los estribos, apretó la lanza,llegó la adarga al pecho, y puesto en la mitad del camino, les dijo con ademán arrogante:
¡Ya os conozco, malandrines, gente soez y endiablada! Vosotros sois mis enemigos, los enemigos de mi casta, los que habéis perdido el seso de mi hijo y pretendéis
ahora arrojarme de mi casa y de mi villa! ¡Ya os conozco, malvados, engendro de la impiedad, del ateísmo, de los rencores del infierno!¡Yo os reto a singular batalla, gente descomunal y soberbia: que ora vengáis uno a uno como los caballeros, o todos juntos, como es usanza de los de vuestra ralea, aquí daré cuenta de vosotros".

Lo que me sorprende no es que el novelista RICARDO LEÓN remede así el QUIJOTE o su lenguaje, cosa que hicieron ya otros antes que él, sino que entre tantos linajes nobles como había en SANTILLANA, y que él mismo nombra como tales (Calderón, Escalante, Tagle, Barreda, Villa, etc.) haya escogido para el protagonista (JESÚS) precisamente el de CEBALLOS. O sea, de este linaje que fue en el siglo XIV el del Almirante Don Diego Gutiérrez de CEBALLOS, ascendiente -por la línea AYALA- tanto del Rey Católico, Don Fernando de Aragón, como del Almirante Don DIEGO Hurtado de MENDOZA, padre del Marqués de SANTILLANA. ¿Es que al novelista León le llamó la atención eso de "Mas por uña de caba- /no se me escapó ceba-" dedicado a ROCINANTE en la obra de CERVANTES o es que conocía el significado de este apellido como parece saberlo SHAKESPEARE? ¿Es casualidad que apellide PÉREZ al sacristán de la iglesia de Santillana que acompañaba a su padre como el escudero SANCHO a DON QUIJOTE?

Rosa Ruiz dijo...

Así JESÚS se dice HAMLET en el claustro/cementerio de la Iglesia de Santillana:
"Mire, señor -le decía el pobre sacristán, consternado-,que no es prudente ni cristiano andar por en estos lugares cuando Dios manda que sus criaturas se refugien al calor del hogar, rezando por las ánimas del Purgatorio.¡Deje, por Dios, a los muertos en su sitio y véngase a mi casa, si no quiere ir a la suya, que yo le juro por estos desdichados huesos que ha de sentarle mejor un buen vaso de chacolí que este condenado viento, capaz de mandarle a uno al otro mundo en menos que canta un gallo!
Yo le suplico a usted, por los clavos de Cristo, que se deje de estas locuras y se venga a razones, que ya estoy dando diente con diente de miedo y frío...
.-¡Cállate, -miserable criatura! -exclamó JESÚS, dando una gran voz y alzando triunfante en la diestra una enorme y rozagante calavera-. ¡Cállate y no turbes con tus sandíos discursos el silencio sagrado de este cementerio! ¿Qué sabes tú de las cosas graves de la muerte? Márchate, si quieres, y déjame a mí en este asilo de las almas cansadas de vivir... ¿Qué sabes tú de tales cosas? ¡Soy el príncipe HAMLET! ¿No lo oyes mentecato? ¡Soy el príncipe HAMLET, que interroga a la muerte!".

Lo que sigue diciendo no defraudaría a SHAKESPEARE. ¿Se acordó RICARDO LEÓN del linaje CEBALLOS cuando leyó este pasaje de HAMLET como me pasó a mí? Cuando leía los escritos de COLÓN, muchos detalles me hacían recordar el linaje de CEBALLOS antes que el de NIÑO o cualquier otro y pensaba que él también descendía del Almirante Don DIEGO Gutiérrez de CEBALLOS.

Rosa Ruiz dijo...

En el imaginario encuentro de Jesús Ceballos con el marqués de Santillana, éste le recuerda así a su padre, el almirante Don Diego Hurtado de Mendoza Ayala, bisnieto del Almirante Don Diego Gutiérrez de Ceballos:
"Yo trabajé de día y velé de noche, en servicio de Dios y del Rey. Furtando la atención que furtar se puede de los negocios del reyno e después de los familiares, fice, otrosy, cortesanos ejercicios y dime a la gaya ciencia (...) la vida del ome sobre la tierra es como acto militar o de guerra, e sus días son como días de jornalero e como sombra que pasa. E ya veo en mí señales de turbación, que hanme provocado a dexar el dulce y suave razonar para requerir la espada. Mis omes no están de aquí lejos, y yo rescibo la tranquilidad de esta mañana, templando con gayos decires la aspereza del ánimo.
Maravillado JESÚS de la dulzura de aquella habla armoniosa, y no menos complacido de la presencia del caballero, cuyo rostro descubierto tenía una nobleza soberana, escuchaba sin osar interrumpir aquella grave y caballeresca elocuencia.

-¿Qué cosa face la vuestra tristura?- le dijo el prócer, mirándole con recelo-. ¿Sois soldado? ¿Dó perdisteis el arnés?
- Ya os lo dije, señor: soy poeta.
-No embota la ciencia el fierro de la lanza ni face floxa la espada en mano del caballero.
- Yo soy de apacible natural, señor. Los poetas, ahora, son de más suave condición que los de antaño (...)
- Menguados tiempos los vuestros (...),¿qué farán los omes que non aprehenden las leyes de la poesía, los soeces y groseros? ¿Tanto han tornado los mis vasallos de estas Asturias desde que me alongué de ellos?
- No os asombre lo que a deciros voy, marqués. Mas si ahora entráis en Santillana, tened cuidado no os tomen por una sombra del otro mundo y den con vuestra grandeza en el obscuro rincón de una cárcel...
- ¡Por Santa Illana, que te faré matar, si tal osaras decir! Hecho estoy a sofrir graciosamente la mudança en las penas, mas a tanto no llegaré. ¡Juro, por mi fe de caballero, que he de golpearte con la mançana de mi daga, si fuere cierto lo que dijiste, fasta que tu sangre te salte a la cara, como fizo mi padre y señor, el almirante don DIEGO, con aquel villano Juan Pérez, alcalde de la villa!
Y diciendo esto, requirió sus armas, montó en su corcel y se alejó a través de la floresta como alma que lleva el diablo. JESÚS, absorto, quedó clavado en el suelo sin pronunciar palabra(...)
Medroso de tales encantamientos se hallaba JESÚS, y temiendo que volviera aquella sombra de altratumba a cumplir su amenaza".

Rosa Ruiz dijo...

Don RICARDO LEÓN vino a Santander en 1901 y vivió unos años en Santillana del Mar, en el palacio de los VELARDE, donde escribió "CASTA de HIDALGOS", que se publicó en 1908 y se vendió mucho. Bajo el escudo y leyenda de los CEBALLOS, dice en la portada:
"Casta de Hidalgos: Novela escrita por Ricardo León en las Asturias de Santillana".
Durante ese tiempo se relacionó con los intelectuales montañeses de entonces y en el año 1912 ingresó en la Real Academia Española de la Lengua.
La edición que yo tengo es del año 1939 y de portada diferente: en vez del escudo de CEBALLOS lleva el de su apellido LEÓN. Tengo para mí -por lo que todavía no he comentado- que tan culto señor sabía que LEO o ILIÓN es tanto como decir SOL y su femenino ILIANA como decir LUNA y que ambos astros, a su vez, es como decir ASTURIAS, parte de nuestra antigua GALIA o GALICIA. Como pienso también que, viendo las armas del CORRO en el palacio de Santillana en el que vivió y escribió, se acordaría del erudito jerónimo Fray Antonio del CORRO BARREDA, enterrado en LONDRES en la misma parroquia del barrio en el que SHAKESPEARE se compró una casa cuando se trasladó a vivir allí. Discúlpeseme que no sea tan discreta como el Académico de la Argamasilla ni como él.

Rosa Ruiz dijo...

"Palabras, palabras, palabras", le oímos decir como a HAMLET a este JESÚS CEBALLOS, lector de muchos libros, a quien los vecinos de Santillana tenían por algo loco o chalao:

"JESÚS hablaba con exaltación. JULIANA escuchaba temerosa.
- No hables así, por Dios. Me da miedo oírte, JESÚS.
- Todo ha conspirado contra mí -continuó él, sin escuchar la voz suplicante-. Nacido en medio de estas ruinas, fruto tardío de un árbol muy viejo, vine al mundo con la fatiga precoz de una herencia demasiado pesada. Mi vida errante, los libros y el pensamiento, han completado la obra... Llego a términos de la jornada con el ansia de comenzarla otra vez, llorando la pena de un alma ambiciosa que se resiste a morir, a disolverse en la torpe máscara de un cuerpo cansado...¡No me comprendes, JULIANA; no me comprendes!... Pero ¿qué te digo? Perdona, mujer...
Hizo una pausa, y prosiguió más sereno:
-Perdona, JULIANA, que te importune. A veces no sé lo que digo. Soy una ciega máquina de palabras. Esto ha sido mi vida: hablar mucho, poniendo en la palabra el corazón; gastar nervios y voluntad, hablar sin tasa... y nada más. ¡Palabras, palabras, palabras! Yo contemplo mi vida inútil y siento lástima de mí mismo. No he servido ni para ganar el pan con el sudor de mi frente. Y dicen que tengo talento, que tengo mucho talento...¿Qué es el talento, JULIANA? ¿Para qué sirve el talento que no sirve para nada?...¡Cuántos jayanes han pasado sobre mí con todo el peso de su oro, insultándome con su riqueza! "Un pobre poeta -decían-, un soñador..., un gusanillo de luz", y me daban con la puerta en las narices... ¿Crees, prima, que yo soy un calavera vulgar? ¿Crees que me fui por esos mundos a eso que llaman divertirse las gentes frívolas?...¡Me agravia quien lo crea! Mi único pecado fue el ser romántico en un tiempo de grave rebajamiento de las almas..."

HAMLET dice en la obra de SHAKESPEARE: "No estoy loco sino con el Noroeste, cuando el viento sopla del Sur, sé distinguir un halcón de una garza". Y JESÚS CEBALLOS en esta novela dice así cuando habla con el sacristán:

Rosa Ruiz dijo...

-"¿Eres feliz, LELI?
- Eso es lo que me ha hecho creer que no soy tonto de remate: que no soy feliz enteramente.
- ¿Tú crees que solo los tontos son felices?
-¿Quién lo duda? Para averiguar si un hombre es feliz no hay sino ver si se chupa el dedo. Yo no me chupo el dedo, y eso que dicen que la felicidad es para gente de poco más o menos, para gente que no tiene camisa.
-Pues tú, buen LELI, tienes camisas y hasta unas corbatas verdaderamente fastuosas.
- Es mi vanidad, señor. Las corbatas son mi flaco. ¿Se ríe usted? Pues le aseguro a usted que antes me mudo de corbata que de camisa. Otro tanto hacen muchos caballeros de la ciudad, y nadie les llama tontos...
- Eres intencionado y no te falta ingenio. Me vas resultando la flor y nata de los sacristanes.
- Eso es según el viento que corre. Cuando sopla el Sur, se me pone la cabeza como una olla de grillos; con el Noroeste suelen ocurrírseme algunas cosas...
- ¡Hombre! ¡Cualquiera diría que has leído el HAMLET! Pero a tí te sucede al revés del príncipe de Dinamarca: con el Sur es como no distingues la garza del halcón...
-¿Es usted abogado?
-¿Por qué lo dices?
- Porque le gusta hablar de modo que no le entiendan.
-¿Eso lo hacen los abogados?
- Y también los curas y los médicos. Los curas hablan en latín porque es el idioma que, por lo visto, entienden allá arriba. Los médicos parlan en griego, para que no se averigüe que no saben nada. Y los abogados chapurrean en jeringonza, para embrollar los pleitos y aligerar los bolsillos. Es su oficio."

Pues ya lo ven: el sacristán se consideraba "gente de poco más o menos", Don RICARDO LEÓN escribía estas cosas en SANTILLANA, y yo me pregunto: ¿Se acordaba al escribirlo de cuando DON QUIJOTE le prometía a SANCHO la ínsula -y coronarle rey de la misma- y no como los antiguos caballeros, le dice, que daban a sus escuderos, después de hartos de servir y de pasar malos días y peores noches, el título de conde o , por mucho, de marqués, de "algún valle o provincia de poco más o menos"? ¿Pensó, cuando leyó esto en el QUIJOTE, en el valle de BUELNA -el condado de PERO NIÑO- y en el marquesado de SANTILLANA de Don Íñigo López de MENDOZA- como en su día pensé yo?

Rosa Ruiz dijo...

Ambos descendían de la Casa de la VEGA. Ignoro si Don RICARDO LEÓN pensó en el linaje de NIÑO (un hermano de PERO NIÑO fue Abad de la iglesia de Santillana), pero a mí me hizo recordarlo en momentos de la obra como los siguientes, por citar algún ejemplo:

"No; si tu no eres malo... Con todas tus ínfulas de hombre complicado, de Tenorio, de genio mal comprendido, eres... un pobre hombre. Todas tus tristezas provienen de que siendo como eres, un infeliz, has querido meterte en aventuras superiores a tus fuerzas... Te falta mucha correa, querido, para hombrearte con Gil Blas... No eres siquiera un niño terrible".

"Qué cosas dices más extrañas, Jesús! Pasas de la tristeza al arrebato y de las veras a las burlas con la inquietud de un niño. ¿Cuándo acabarás de ser un niño?
- Hay hombres que son niños toda la vida, JULIANA".
- Pero tú eres un niño perverso. Un impío...
-Tú me convertirás".

Nadie dudó de la hombría de PERO NIÑO, ni de los NIÑO que viajaron con COLÓN en 1492, que no fue pequeña aventura, pensaba yo cuando lo leía, al tiempo que recordaba esto que escribió el historiador Felipe Fernández-Armesto en su biografía del Descubridor:
"El mundo de aventura marítima en el que se integró COLÓN está evocado, tal vez mejor que por ninguna otra, por la figura del conde PERO NIÑO, cuya crónica, escrita por su adalid en el segundo cuarto del siglo XV, es un tratado de caballería así como un relato de campañas. (...) Cuando el autor (Díaz de Games) reflexiona sobre la mutabilidad de la vida, sus interlocutores son la Fortuna y el Viento".

Rosa Ruiz dijo...

Yo veo esta novela de distinta forma que la crítica especilizada. Así dice de ella, por ejemplo, Don Enrique Lafuente Ferrari:
"Antes de que la parca llegue, JESÚS, como DON QUIJOTE, se arrepiente; la conversión le lleva a sutiles disquisiciones, más o menos calcadas de los místicos. Cuando muere la novela acaba, frustrada.
Para la eficacia literaria de esta obra de RICARDO LEÓN, falta casi todo y sobran muchas cosas. Conflicto novelesco, apenas existe, ni podría existir con héroe tan flojo e impresionable como JESÚS CEBALLOS, un verdadero pobre hombre, un mentecato, si le juzgamos por las cosas que, en la novela, realiza a vista del público. La oposición de dos mundos distintos, encarnados en dos generaciones, era una posibilidad de que el conflicto brotase, vivaz y fuerte; así sucede, por ejemplo, en "Padres e hijos", de Trugueniev. Pero para que eso ocurriera en "Casta de hidalgos" sería preciso que se tratase de personajes vivos, verosímiles, y no de rígidos caracteres preconcebidos, emisarios de tesis, con escaso arraigo en la economía misma de la novela, que se alimenta, con anemia radical, de verbalismos sonoros de segunda mano, a lo largo de una narración declamatoria, vestida de un lenguaje arcaizante, que suena a afectación y a pastiche. Lo que del libro podría salvarse, la descripción de la villa y la vívida evocación de su ambiente y sus paisajes, queda asimismo, malograda por el superfecial virtuosismo de tópico clasicista y, en definitiva por la falta de fuerza en la reviviscencia visual del mundo exterior, uno de los más graves fallos de su autor.
Si "Casta de hidalgos" no llegó a ser la consagración literaria de SANTILLANA en obra maestra, lo cierto es que influyó en la popularidad de la villa, entre un público extenso de lectores. Éxito de librería, la novela de Ricardo León, a través de numerosas ediciones, llevó el nombre del pueblo montañés y la noticia de su existencia a muchas gentes que lo hubieran ignorado. Por ello, sobre todo, y también por sus intenciones, el libro cuenta como pieza importante en esta especie de historia literaria de Santillana del Mar que aquí se esboza".

Rosa Ruiz dijo...

Anteriormente resume la novela y dice en un párrafo: "La imitación literaria le arrastra al autor, quien hace salir de la villa a su personaje "en menguado rocín, para que así se parezca más a DON QUIJOTE o a GIL BLAS". Y en otro, esto: "Las mozas de Santillana, muy resabiadas, saben de SHAKESPEARE, pero hablan como las aldeanas de PEREDA".
Tengo una idea de la crítica en general bastante parecida de la que tenía AMADEO VIVES de los críticos musicales o de la que tenía dVÉLEZ de GUEVARA de los críticos teatrales, el autor del "Diablo Cojuelo", y precisamente así, e inspirado en éste, el francés Alain René LESAGE, el autor del GIL BLAS de SANTILLANA, tituló a una de sus obras: "El Diablo Cojuelo".

Yo no diría que hacer salir a un hijo de Don Juan Manuel CEBALLOS de ESCALANTE en un rocín de SANTILLANA (limítrofe de REOCÍN y QUIJAS) es imitar a CERVANTES, yo diría, para empezar, que es haber entendido el QUIJOTE y saber lo que significa CEBALLOS. Lo que yo quisiera saber ahora es cuál era el apellido español del francés LESAGE, pues la Enciclopedia LAROUSSE dice de él: "Escritor francés (1668- 1747). A los quince años quedó huérfano, y al verse sin fortuna debido a los manejos de su tutor, tuvo que ganarse la vida efectuando traducciones y adaptaciones del español (...) A pesar de su evidente origen hispánico, en todas ellas describe la sociedad parisina con un acusado realismo, unido a un gran sentido crítico y a una extraordinaria sencillez formal. De su copiosa producción dramática destaca la sátira "Turcaret o el finaciero" (1709).
Y me gustaría saber también qué quitó y que añadió LESAGE en la traducción y adaptación que hizo al francés del QUIJOTE de AVELLANEDA.
Por su conocimiento de la obra de VÉLEZ de GUEVARA, el francés LESAGE tuvo que leer eso que dice en "El Diablo cojuelo": Que es para no tener a mundos miedo/ Portugal y Colón, Castro y Toledo" y creo que me había quedado hablando de COLÓN, los NIÑO y los GUERRA, así que seguiré con ello. Desconozco si en la familia de LESAGE hubo marinos, y digo esto porque él nació y murió en poblaciones costeras de Francia (murió en Boulogne- sur-Mer (cerca de CALAIS, en el Canal de la Mancha) y nació en Sarzeau, MORBIHAN, costas por las que tanto navegó y batalló para Francia PERO NIÑO de la VEGA.

Rosa Ruiz dijo...

Por las genealogías que he visto, el nombre de BLAS se dió bastante entre los BUSTAMANTE y los BARREDA, por eso me llamó la atención cuando vi que SANCHO llama "feo Blas" al bálsamo de Fierabrás que le ofrece DON QUIJOTE y rechaza diciéndole que como él no es caballero le sienta mal. Y, por una parte, Rodrigo de Bustamante vino a España acompañando a CARLOMAGNO, del que se dice sobrino, cuando el Emperador se entrevistó en ASTURIAS con el rey ALFONSO II "El Casto" (tío de Bernardo del Carpio), y los caballeros de CARLOMAGNO tomaban ese bálsamo. Y, por otra parte, además de aparecer como testigo "la de BARREDA" en la partida de bautismo de un hermano de CERVANTES en la iglesia de Santa María de ALCALÁ de Henares, Don LOPE de QUEVEDO, viudo de JULIANA Ruiz de ARCE, se casó en segundas nupcias con Catalina BARREDA, y recuérdese que dicho LOPE de QUEVEDO tuvo una hija con cierta María de ESCOBEDO y obviamente ésta compartía su apellido con el escudero de Don JUAN de AUSTRIA, JUAN de ESCOBEDO, hijo de una García de ARCE y familiar de los BUSTAMANTE. Cierto Francisco de BUSTAMANTE era sobrino de JUAN de ESCOBEDO y primo de DIEGO de BUSTAMANTE, el estudiante que vivía en casa de ANTONIO PÉREZ, el secretario de FELIPE II que moría en París en 1611. Cuesta poco pensar, dado el trágico fin de ESCOBEDO, que éste lo llamase también ·del "feo Blas". JUAN MANUEL CEBALLOS González AGÜERO, primo carnal de JUAN de ESCOBEDO, fue uno de los familiares de éste que, junto con Melchor Puerta Agüero -el regidor de LAREDO- se presentó en la Corte pidiendo explicaciones y justicia por su muerte y diciendo que de habérsele procesado y juzgado reo de un delito de "lesa majestad", por ejemplo, habrían entendido y admitido la sentencia, pero no matarle de la forma que lo hicieron.
Y en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) nos encontramos con un BLAS de CERVANTES SAAVEDRA casado con Catalina LÓPEZ, padres de otro MIGUEL de CERVANTES, que no sabemos si estaría emparentado con esa BARREDA que aparece en las partidas de ALCALÁ de los hijos de Rodrigo CERVANTES y Leonor CORTINAS (el apellido de ésta es originario del barrio de CORTINAS de COLINDRES, el pueblo natal de JUAN de ESCOBEDO.

Rosa Ruiz dijo...

"Y JESÚS quedó suspenso viendo reverdecer el clásico mito de PÍRAMO y TISBE en aquel legendario rincón de la Montaña..."
Cuando leía esto en la novela de RICARDO LEÓN, me acordaba de los GUERRA por la misma razón que los recordaba cuando leía las bodas de CAMACHO del QUIJOTE, pues entonces se dice que BASILIO "birlaba los bolos como por encantamento", que los amores de BASILIO y QUITERIA eran "como un renuevo de los de PÍRAMO y TISBE", y que a DON QUIJOTE la danza que mejor le pareció de cuantas se bailaron en las bodas fue la de las espadas de los muchachos vestidos de blanquísimo lienzo, etc., que identifico con la danza guerrera o Bayla de IBIO, el solar más antiguo de los GUERRA. Y, además de aquel JUAN GUERRA NIÑO que veíamos en la iglesia de CERVATOS llevando los prados del Prior, veíamos a un JUAN GUERRA de la VEGA al que en escritura fechada en SANTILLANA hacía cesiones PERO NIÑO de la VEGA, hermano de ALONSO NIÑO de la VEGA, Abad de la iglesia de SANTILLANA que se decía, como recuerda Lafuente Ferrari, capellán del rey JUAN II, monarca al que sirvieron el conde PERO NIÑO y el Marqués de Santillana. Seguían entonces las guerras sangrientas de banderizos que se sucedían desde que el rey ENRIQUE II de Castilla mató a su hermanastro Don Pedro I en el castillo de MONTIEL, entronizando la dinastía o casa de Trastamara, y ROCINANTE derrotó precisamente hacia los Campos de MONTIEL cuando DON QUIJOTE salió en busca de aventuras.

Rosa Ruiz dijo...

El Almirante Don Diego Hurtado de MENDOZA se casó con una descendiente del entronizador de la dinastía de Trastamara (ENRIQUE II) y, Doña Leonor de la VEGA, con un descendiente del Conde Don TELLO, hermano de este monarca. Viudos uno y otra (Don Diego y Doña Leonor), se casaron en segundas nupcias y de este matrimonio fue hijo el Marqués de Santillana, al que tanto tendría que defender su madre contra las pretensiones de su hermanastra Doña ALDONZA, hija del primer matrimonio de Don DIEGO con Doña María de Castilla, cuya ALDONZA se casaría con un MANRIQUE, Conde de CASTAÑEDA. Y a su vez PERO NIÑO, viudo de una GUEVARA, se casó en segundas nupcias, con otra nieta de ENRIQUE II.
La imaginación es tan libre, que yo me imagino al actor PEDRO de ROJAS, de la novela de RICARDO LEÓN, diciéndole a JESÚS CEBALLOS: "tú véte rezando la oración de Santa Apolonia como CALIXTO y MELIBEA o como los jerónimos Fray Pedro de OVIEDO y Fray Pedro de BUELNA en los respectivos monasterios de la ínsula de "Santa Marina" (perteneciente al ayuntamiento de Loredo de Zuñeda como la ermita montañesa dedicada a Santa Apolonia) y de "Santa Catalina" de Monte Corbán que fundaron tus antepasados. Y me pregunto: ¿Se apellidaron también Ceballos u Oviedo antepasados del francés LESAGE, el autor de GIL BLAS de SANTILLANA? ¿Pensaba RICARDO LEÓN en el apellido ROJAS del autor de Calixto y Melibea y del famoso Don DIEGO de ROJAS asesinado cerca de BURGOS a lanzazos por unos corsarios un sábado por la tarde cuando venía de cazar? ¿Pensaría también en el aguerrido marino ROJAS medieval que nos encontramos citado en la Revista Altamira del año 1972? CALIXTO ¿recuerdan?, iba a la caza del halcón...
Huelga decir, en cuanto a Rosa LUNA, que compartía su apellido con el condestable Don Álvaro de LUNA, el valido del rey JUAN II, y con doña María de LUNA, mujer de un MENDOZA, personajes de los que hablado al comentar "El Victorial", o historia del Conde de Buelna, hijo de JUAN NIÑO y de Inés LASO de la VEGA.
Por mí, como he dicho ya en tantas ocasiones, pueden seguir pensando que "los duelos y quebrantos" que se comía DON QUIJOTE los sábados eran "huevos fritos con chorizo" y que nada tenía que ver con eso. Lo que no se puede negar es que el Almirante Don DIEGO COLÓN, hijo del Descubridor, se casó con una TOLEDO ROJAS. Como no se puede negar tampoco que hubo otra ermita dedicada a Santa Apolonia en las Asturias de OVIEDO y en TOLEDO, que son lás tres únicas que se recogen en toda España en el Atlas que tengo.
Orgulloso salía JESÚS CEBALLOS de SANTILLANA en su rocín, pues pensaba que viajaba en caballo y no en mula como GIL BLAS y que su padre era hidalgo y no escudero como el de éste.

Rosa Ruiz dijo...

"¿Qué es esto, señora Ama? ¿Qué le ha acontecido, que parece que se le quiere arrancar el alma?
-No es nada, señor SANSÓN mío, sino que mi amo se sale. ¡Sálese sin duda!
- Y, ¿por dónde se sale? -preguntó Sansón-. ¿Hásele roto alguna parte de su cuerpo?
-No se sale -respondió ella- sino por la puerta de su locura. Quiero decir, señor Bachiller de mi ánima, que quiere salir otra vez, que con ésta será la tercera, a buscar por ese mundo lo que él llama "venturas"; que yo no puedo entender cómo les da este nombre.
(...)
-Pues no tenga pena -respondió el Bachiller- sino váyase en buena hora a su casa, y téngame aderezado para almorzar alguna cosa caliente, y, de camino, vaya rezando la oración de Santa Apolonia, si es que la sabe; que yo iré luego allá, y verá maravillas.
-¡Cuitada de mí! -replicó el Ama-. ¿La oración de Santa Apolonia dice vuesa merced que rece? Eso fuera si mi amo hubiera de las muelas; pero no lo ha sido sino de los cascos.
- Yo sé lo que digo, señora Ama; váyase; váyase, y no se ponga a disputar conmigo, pues sabe que soy bachiller por Salamanca" (cap.II, VII).

Ignoramos si le prepararía "palominos" para almorzar como los preparó el día que DON QUIJOTE invitó a cenar en su casa al granadino Don Álvaro Tarfe o pichones como los que cenaría DON QUIJOTE con el Bachiller Sansón Carrasco en otra ocasión. Lo que tampoco se puede negar es que palominos o pichones nos recuerdan a los PALOMOS o COLOMBOS, es decir, al apellido postizo o añadido de Don Cristóbal Colón.
¿Acaso no es cierto que el viaje de 1492 se hizo tras la conquista de Granada y que anteriormente se habían discutido en la Universidad de Salamanca las teorías de COLÓN?
No hay documento histórico ni literario que acredite que el Marqués de Santillana estuvo alguna vez en SANTILLANA, el que vivío años en esta villa fue el Abad Don ALONSO NIÑO de la VEGA, que, pese a su condición eclesiástica, dejó un hijo.

Rosa Ruiz dijo...

Don CRISTÓBAL COLÓN pedía los mismos privilegios que había tenido el Almirante Don ALONSO ENRÍQUEZ, que era sobrino del rey ENRIQUE II, y este Almirante ENRÍQUEZ se casó con Doña JUANA Hurtado de MENDOZA y AYALA, que era viuda de Gómez MANRIQUE, muerto en la batalla de Aljubarrota, y hermana del Almirante Don DIEGO Hurtado de MENDOZA, el padre del marqués de SANTILLANA. Y del matrimonio de Don ALONSO ENRÍQUEZ y Doña JUANA de MENDOZA descendía Doña JUANA ENRÍQUEZ, mujer del rey JUAN II de ARAGÓN, padre del Rey Católico DON FERNANDO de ARAGÓN. De este monarca que ofrecía a COLÓN el Señorío de CARRIÓN de los CONDES. Según muchas fuentes secundarias, la empresa de COLÓN se llevó a efecto por la influencia ante los Reyes Católicos del Gran Cardenal Don Pedro González de MENDOZA y Suárez de FIGUEROA, hijo del marqués de Santillana, y, por otra parte, no han faltado investigadores que hicieron a COLÓN hijo de una MENDOZA.

Rosa Ruiz dijo...

Dejando ahora a un lado que el rey JUAN I de Castilla -hijo del entronizador de la dinastía Trastamara- llamó a la Corte al matrimonio JUAN NIÑO-INÉS LASO de la VEGA para que se encargaran de la crianza de su hijo (el futuro rey ENRIQUE III), que dicho monarca respetó la torre montañesa de los GUERRA cuando se derribaron tantas por las guerras de banderizos, y dejando también a un lado que el conde de BUELNA cedió bienes a un JUAN GUERRA de la VEGA en SANTILLANA en 1439, etc., es obvio o innegable que QUIJANO es un linaje montañés del Valle de BUELNA, el Condado de PERO NIÑO LASO de la VEGA, y que yo entiendo que tratar a DON QUIJOTE de "descubridor" no es hacerle del linaje de COLÓN sino hacer a éste del linaje de NIÑO. Y lo que puedo decir es que hasta ahora, y pese a tan poco éxito, nadie ha conseguido hacerme desistir de tal idea y por eso sigo defendiéndola. Tanta, ya ven, es mi fe en la Literatura.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1801 – 1827 de 1827   Más reciente› El más reciente»