5 de jun. de 2009

LA HISTORIA

El Bachiller Sansón Carrasco le dice a Don Quijote del libro de su historia, aparecido en 1605: “porque el moro en su lengua y el cristiano en la suya tuvieron cuidado de pintarnos muy al vivo la gallardía de vuestra merced” (Cap. II, III).

¿Tenía Don Quijote ascendencia mora?¿Hablaban bien de Don Quijote moros y cristianos por la autoridad moral o ética del mismo? ¿Era Cide Hamete toledano como el poeta Garcilaso?

El poeta "tomaba ora la espada, ora la pluma" como sus ilustres parientes López de Ayala, el Marqués de Santillana, Jorge Manrique, etc. Murió en Francia en 1536 y tuvo un hijo apellidado Figueroa. El Garcilaso toledano que el Canónigo le pone de ejemplo a Don Quijote entre otros héroes históricos (Cap.XLIX) se distinguió en la Guerra de Granada, fue Maestresala de los Reyes Católicos, y embajador en Roma en el pontificado de Alejandro VI.

En 1367, cuando las sangrientas guerras entre el rey Don Pedro I de Castilla y su hermanastro Don Enrique, entronizador de la dinastía de Trastamara en MONTIEL, murió otro Garcilaso en NÁJERA, que está enterrado en el monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja) cerca de Doña Mencía López de HARO, que había muerto allí en el año 1272 y fue mujer del rey portugués Sancho II, razón por lo que en su enterramiento están las armas de los Portugal. Ignoro si ese Garcilaso enterrado en Nájera y Doña Leonor de Cornago fueron los padres de Doña Inés Laso de la Vega. Si así fuese, sería el abuelo materno del Almirante PERO NIÑO, primer Conde de Buelna.

El Bachiller Sansón Carrasco dice que la historia es como cosa sagrada, que los historiadores que de mentiras se valen tendrían que ser quemados como los que hacen moneda falsa, que los poetas pueden cantar las cosas como debían ser pero que el historiador tiene que contarlas no como debían ser sino como fueron.

¿Pretendió Cervantes contar la Historia como fue y no como nos la contó el historiador oficial?

El Bachiller Sansón Carrasco le dice a Don Quijote que el autor de su historia es moro y sabio y Don Quijote cuando vuelve a su aldea, tras ser derrotado por el Caballero de la Blanca Luna en la playa de Barcelona, se encuentra con el moro Don Álvaro Tarfe y le dice a éste que él no había estado en Zaragoza en toda su vida y que él no es el Quijote de Avellaneda. Don Álvaro Tarfe había dejado a Don Quijote en casa del Nuncio de Toledo (hospital para dementes pobres y niños abandonados o expósitos), llamada así por haberla fundado en 1483 el canónigo y Nuncio de Toledo Don Francisco Ortiz, pasando a ser sólo hospital para dementes en 1505 por haberse fundado otro centro específico para niños abandonados. Es decir, que se fundó por las fechas en las que Colón llegó a Palos (Huelva) y en las que nació Gonzalo Pérez, el secretario de Carlos V y Felipe II, cuyos biógrafos dicen que nació en 1505, aunque no hay una partida de bautismo o de nacimiento del mismo que lo certifique, sacándose esa fecha por deducción de lo que se dice en otros documentos.

El Canónigo aconseja a Don Quijote que lea la vida de Garcilaso y otros héroes históricos (Cap. XLIX) y está documentado que el poeta Garcilaso amenazó a los Canónigos de la casa del Nuncio de Toledo con la espada desenvainada, por lo que después fue condenado. ¿Qué tenía contra ellos Garcilaso? El documento no lo explica, pero es obvio que compartía su linaje con la madre de Pero Niño, que el biógrafo de éste dice que no hubo otro caballero como él en Castilla en su tiempo (1378-1453), y que el rey Alfonso X el Sabio fue historiador y traductor de leyendas indias y Alfonso o Alonso Niño hijo bastardo de este monarca nacido en Toledo y casado con Doña Violante de Aragón.

El cautivo Pérez de Viedma con el que venían el sobrino de Pedro de Bustamante y otros cautivos, al moro de la barca que los traería hasta Marbella o Vélez Málaga le llama moro bagarino (remero) y tagarino, que es como llamaban a los moros de la antigua corona de Aragón.

"Y es lo bueno que mandó en su testamento que le enterrasen en el campo, como si fuera moro", decían en la aldea de Crisóstomo, calificado de muy sabio y muy leído y conocedor de la ciencia de las estrellas. Andaba en hábitos de pastor, era un hijodalgo rico, había estudiado muchos años en Salamanca, y murió de amor por Marcela, que le desdeñó con razones propias de una feminista, impensables en el siglo XVII, cuando la mujer era apenas la sombra del hombre, cuyo discurso (defendiendo su libertad) apoyó Don Quijote. Y la ciencia de las estrellas que dominaba Crisóstomo es obligada para un buen marino como lo fue Pero Niño y después Colón.

"Sabía lo que pasan allá en el cielo el sol y la luna, porque puntualmente nos decía el cris del sol y de la luna.
-Eclipse se llama, amigo, y no cris, el escurecerse esos dos luminares mayores -dijo don Quijote.
Mas Pedro no reparando en niñerías". (Cap. XII).

¿Es una forma de apellidar Niño a este Don Quijote?

Por si todo esto no fuera bastante, resulta que el Cachopín de LAREDO iba también con los cabreros y Don Quijote al entierro de Crisóstomo, y Laredo es una villa de marinos y linajes que navegaron con Pero Niño y después con Colón.

Lo más curioso de ese capítulo II, LXXII en el que Don Quijote se dirige a su aldea y se encuentra con el moro Don Álvaro Tarfe, es que termina así:

"Con esto, bajaron la cuesta y se fueron a su pueblo."

Porque se da la casualidad de que en Buelna hay una cuesta que da nombre al Barrio de la Cuesta y a la actual iglesia de Nª Sª de la Cuesta, que fue hace siglos hospital de peregrinos. Precisamente en este lugar de la Cuesta fue donde Alfonso VII, el hijo de la reina Doña Urraca y nieto del conquistador de Toledo y parte de Portugal, firmó no sé qué fuero al modo del fuero de Santander o de Castro Urdiales, según tiene documentado Don Ángel García Guinea. Y formando ese barrio de la Cuesta está el llamado de la Turquía.

Inmediatamente antes Sancho decía:

"Abre los ojos, deseada patria, y mira que vuelve a ti Sancho, si no muy rico, muy bien azotado(...) Abre los brazos, y recibe también a tu hijo don Quijote, que si viene vencido de los brazos ajenos, viene vencedor de sí mismo; que, según él me ha dicho, es el mayor vencimiento que desear se puede (...)

Déjate desas sandeces -dijo don Quijote."

Poco después el Bachiller Sansón Carrasco y Sancho eran sus testamentarios y Don Quijote diría:
"fui don Quijote de la Mancha, y soy agora, como he dicho, Alonso Quijano el Bueno". Y Cide Hamete nos remite con los versos finales a la Granada de Don Álvaro Tarfe que Don Quijote le había dicho a éste que era una gran patria.

El Quijote de Avellaneda, cuando estaba en la plaza de Sigüenza trasmutado en Don Fernando de Aragón, el Rey Católico, quería matar a todos los moros, y, curiosamente, a este monarca que aconsejó el matrimonio de Don Diego Colón con una Toledo, se le ha acusado de no querer que se aclarase la genealogía de Colón. Y precisamente tras la conquista de Granada y el decreto de explusión de los judíos en marzo de 1492 Colón emprendía el viaje del descubrimiento que le convertiría en Almirante de la mar Océana y Virrey de las Indias Occidentales. A lo mejor el Cachopín de Laredo que se encontró con Don Quijote era genovés como el Vivaldo que pleiteó con Miguel de Cervantes y su esposa Catalina Salazar, de Esquivias (Toledo), y por eso no había oído nunca el linaje toledano de Dulcinea del Toboso.

El Bachiller Sansón Carrasco que trasmutado en el Caballero de la Blanca Luna acordó con Don Quijote que en caso de que le derrotase tendría que irse a su aldea un año a hacer vida pastoril, dice:
"Bien haya Cide Hamete Benengeli, que la historia de vuestras grandezas dejó escrita, y rebién haya el curioso que tuvo cuidado de hacerla traducir de arábigo en nuestro vulgar castellano, para universal entretenimiento de las gentes". Don Quijote dice que su historia necesitará de mucho comento y que a pocos habrá contentado, contestándole entonces el Bachiller que más bien era al revés porque el número de idiotas es infinito, utilizando el latinajo "stultorum infinitus est numerus".

Lo que se haría infinito es comentar las frases interesantes de los dos Quijote como es debido.

La cuenca del río Besaya que atraviesa el valle de Buelna es la vía natural de penetración de los pueblos de la Meseta hasta las costas del Mar Cantábrico y por esto estuvo acordonada de castros defensivos o militares. El río Besaya nace muy cerca del nacimiento del río Ebro que verterá sus aguas en el Mediterráneo por Tortosa, y que según los griegos dio nombre a toda la península Ibérica. La mención más antigua del Ebro es la hecha en el periplo de Seylaz, escrito unos 500 años antes de Cristo. Y el Besaya, que atraviesa la vega de la casa de Garcilaso, las verterá al Cantábrico por Suances, antiguo "Portus Blendius" de los romanos, que en aquellos tiempos explotaron las minas de Reocín de esta vega.

"En un lugar de las montañas de León tuvo principio mi linaje", dice el cautivo Pérez de Viedma en el Capítulo XXXIX. Curiosamente en un antiguo documento leí una vez "en las montañas de León cerca de Aguilar de Campos (hoy provincia de Palencia) y el linaje de Viedma, escrito Biezma y Biedma, le encontramos vinculado al de Toledo:

Men Rodríguez de Biezma, primer Señor de Santisteban, se casó con Mencía de Toledo, hermana de Melén Suárez de Toledo, Maestre de las Órdenes de Alcántara y Avís, y ambos hijos de Alonso Meléndez de Toledo, Señor de Mocejón, y de doña Teresa Pérez de Cervatos.

El pueblo toledano de Palomeque pertenece al partido judicial de Illescas y tiene dos palomas como símbolo heráldico. Entre los antiguos varones de la familia Palomeque está el Arzobispo Gonzalo Palomeque, que era hermano de Don Pedro de Díaz de Toledo, Adelantado de Cazorla, que fue heredado de Garciez y QUESADA (provincia de Jaén) y conservó su hacienda y casa con el apellido Quesada por haber ganado esa villa a los moros. Gonzalo Díaz Palomeque se casó con Melesenda Sánchez de Biedma y fueron padres de Gutierre González Palomeque, Comendador Mayor de Calatrava, que hizo donación a esta Orden de los bienes que sus padres habían comprado al Conde Don Pedro Manrique, Señor de la Molina, y a su hermana Doña María por escritura del año 1221. Y el linaje de Manrique fue Señor y Marqués de Aguilar de Campóo (Palencia), a unos 20 kilómetros de Cervatos (Cantabria). Y así como lo que dice el ventero de las "uñas de vaca" me recuerda a los Vázquez de Acuña, lo de Biedma me recuerda a las bizmas o emplastos con los que bizmaron/aliviaron los cardenales y golpes a Don Quijote, y al bálsamo de Fierabrás que Sancho llama del feo Blas, y el nombre de Melesenda Viedma al de Melisendra, la hija putativa de Carlomagno, y por tal prima de Rodrigo de Bustamante. El pueblo de Bustamante está en Campóo cerca del pantano del Ebro y los Bustamante vincularon con los Manrique y tuvieron muchos vasallos en Aguilar de Campóo.

El rey Alfonso IX de León se enamoró de Doña Inés de Mendoza y tuvo con ella una hija llamada Urraca Alfonso o Alonso, que se casó con Lope de HARO, y de este matrimonio supongo que descendía la mencionada Doña Mencía López de Haro, mujer del rey portugués Sancho II, el Capelo, cerca de la que reposa el GARCILASO enterrado en la iglesia de Nájera.

Pero Niño comenzó su carrera militar con el Condestable Ruy López Dávalos, que murió en Valencia desterrado por el rey de Castilla y un bisnieto suyo (Francisco Fernando Dávalos) se casó en Italia con la noble Victoria Colonna Ursino (Marino/Roma, abril 1490-Roma, 25 de febrero 1547), cuyo linaje es de los primeros que Don Quijote le menciona al Cachopín de Laredo al hablar del linaje de Dulcinea del Toboso: "No es de los antiguos Curcios, Gayos y Cipiones romanos, ni de los modernos Colonas y Ursinos" (Cap. XIII).

El condestable Ruy López Dávalos se casó en segundas nupcias con una GUEVARA, hermana de la que sería después primera mujer de Pero Niño (Constanza Vélez de Guevara, que era viuda de Don Diego de Velasco). Los Mendoza rivalizaron con los también alaveses y poderosos Guevaras. El mencionado Francisco Dávalos Cardona, Marqués de PESCARA, se distinguió en la conquista del Milanesado (1521) y en en la batalla de Pavía y murió el 24 de febrero de 1525. Su esposa Victoria Colonna fue escritora y amiga de escritores. Algunos de ellos erasmistas investigados por la Inquisición como Juan Valdés, hermano de Alonso Valdés, de quien fue escribano Gonzalo Pérez, y este Valdés pasó parte de su infancia en el castillo de Escalona (Toledo) de los PACHECO. (Recuérdese que Valdés es un linaje originario de las Asturias de Oviedo y que de allí era el de MARITORNES y el del esposo de Guiomar Guevara (Gaspar de Oviedo), propietaria de la casa lindera de la que compró Gonzalo Pérez, y del cronista de Indias Gonzalo Fernández de OVIEDO, que vivió en tiempos de Colón y conoció el tema del descubridor Alonso Sánchez).

Medina de Rioseco (Valladolid) se conoce como "La villa de los Almirantes Enríquez" y en esta villa hay un "Hotel Victoria Colona" porque Luis Cabrera Enríquez se casó a su vez con otra Victoria Colona. Cristóbal Colón pedía en las Capitulaciones tener los mismos privilegios que había tenido el Almirante Don Alonso Enríquez, Señor de Medina de Rioseco, que se casó con Doña Juana de Mendoza, viuda de un Manrique, y de este matrimonio Enríquez-Mendoza descendía Doña Juana Enríquez, madre del Rey Católico.

Fadrique, el padre del Almirante Don Alonso Enríquez, era hermano del entronizador de la casa de Trastamara y por tanto Don Alonso Enríquez era primo del rey Juan I de Castilla, el monarca que nació en Epila (Zaragoza), que añadió la cabeza de un caballo o rocín a los leones y castillos del escudo de Medina de Rioseco, y que llamó a la Corte a los padres de Pero Niño para que se ocupasen de la crianza del futuro rey Enrique III de Castilla, hermano de Don Fernando de Antequera, rey de Aragón. De este momento dice el biógrafo de Pero Niño de los padres de éste: "e tomaron el camino para se yr a Aragón". Los hijos de Pero Niño se apellidan NIÑO PORTUGAL y el Bachiller Sansón Carrasco dice a Don Quijote que se han imprimido miles de libros de su historia en PORTUGAL y en Barcelona y Valencia, es decir, en el reino de ARAGÓN al que éstas entonces pertenecían, como el reino de Nápoles, e incluso era fama que se estaba imprimiendo en AMBERES (Flandes), donde, por cierto, se imprimieron algunas ediciones de las traducciones que hicieron Jorge de Bustamante y Gonzalo Pérez de obras de Ovidio y Homero, respectivamente. ¿Quiere decirse que Don Quijote tenía ascendencia aragonesa aunque fuese toledano y de linaje montañés? ¿Tenía también ascendencia aragonesa Don Francisco DÁVALOS el marido de Doña Victoria Colona? Doña María de Aragón se casó posteriormente con Alfonso Dávalos Gonzaga, Príncipe de Francavilla.

En la biografía de Gonzalo Pérez leo del TOLEDO que menciona Garcilaso en su Égloga II:

"Tenía Gonzalo Pérez correspondencia con don García de Toledo, Capitán General de la Mar y Virrey de Sicilia. Era don García de Toledo Osorio hijo segundo de don Pedro de Toledo, segundo marqués de Villafranca, y de doña María Osorio Pimentel; sucesor en el título de su hermano Fadrique, muerto sin hijos. Fue General de las galeras de Sicilia, y general del mar. Ganó por fuerza de armas el Peñón de Vélez; socorrió Malta. Obtuvo por sus servicios el título de duque de Fernandina y de Príncipe de MONTALVÁN en el reino de Nápoles, y comendador de Azuaga en la Orden de Santiago. Por herencia tuvo el título de Conde de Peñarramiro, señor de Cabra, y Rivera, villa de Losada, Coto de Balboa y Motilla de Arzón. Casó con Victoria COLONNA ARAGÓN, hija de Ascanio Colonna, condestable de Nápoles, y de doña Juana Aragón. Murió en Nápoles el 31 de mayo de 1578".

El valenciano Andrés Rey de Artieda dice en los versos que le dedicó a un CARDONA que la solución del misterio está en los Cachopines de Laredo, Don Quijote habla con un caminante llamado Vivaldo de los Cachopines de Laredo y con cabreros, y la isla de Cabrera también pertenecía a la Corona de Aragón. El 15 de diciembre de 1552 el Almirante de Aragón y Marqués de Guadalest por cédula del 1 de marzo de 1543 Don Sancho Folch de CARDONA (esposo de María Colón Toledo, nieta de Colón) escribía en Valencia una carta lamentándose de "no haber visto carta del Secretario hacía mil años ni haberle escrito él tampoco".
Y una hija del Almirante francés Robín de Bracamonte se casó con un DÁVALOS y una hija de Antonio Pérez con Francisco Bracamonte Dávalos.

A-ALFA-ALBA-ARGAMASILLA de ALBA- ALBA de TORMES-DUQUE de ALBA- TOLEDO...

El Quijote de Avellaneda comienza así:
"El sabio Alisolán, historiador no menos moderno que verdadero, dice que, siendo expelidos los moros agarenos de Aragón, de cuya nación él descendía, entre ciertos anales de historias halló escrita en arábigo la tercera salida que hizo del lugar del ARGAMASILLA el invicto don Quijote de la Mancha, para ir a unas justas que se hacían en la insigne ciudad de Zaragoza". Y como el primitivo plan de Cervantes dividía en cuatro partes la Primera de su Quijote de 1605, lo titula "Quinta Parte del Ingenioso Hidalgo".

La población moderna de Argamasilla de Alba (Ciudad Real) fue fundada por Don Diego de Toledo, Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén, hijo de Don Rodrigo Álvarez de Toledo, segundo Duque de Alba, y estaba unida a la primitiva población. Los apellidos Toledo y Córdoba existieron en Argamasilla. El último documento que firma allí un Toledo es del año 1612, no volviendo a verse este apellido después de esa fecha, pero el apellido Córdoba estuvo hasta finales del siglo XVIII. Don Luis de Córdoba falleció alli en 1580 y fue enterrado en la iglesia del pueblo. Una tradición decía que era hermano del Gran Capitán, Don Gonzalo Fernández de Córdoba. Por las fechas no puede ser hermano suyo, pero no deja de ser curioso que le relacionen precisamente con este personaje con el que compartía su linaje y podría tener algún parentesco.

Don Álvaro Tarfe, deudo de los últimos reyes moros de Granada, le dice a Don Qujote del apócrifo de Avellaneda: "le saqué de su tierra, o, al menos, le moví a que viniese a unas justas que se hacían en Zaragoza, adonde yo iba; y en verdad en verdad que le hice muchas amistades, y que le quité de que le palmease las espaldas el verdugo por ser demasiadamente atrevido" (Cap.II, LXXII).

¿Tiene esto algo que ver con la historia de Antonio Pérez?

Lo que es seguro es que éste huyó a Aragón, que estuvo preso en la cárcel de Zaragoza, que Diego de Bustamante le sirvió allí y fue a Zaragoza desde Valencia, que Antonio Pérez pasa a la historia como aragonés, que sus hijos se apellidan Córdoba, que una de sus hijas se llamaba Luisa, que ésta u otra de sus hijas se casó con Francisco de Bracamonte Dávalos, que su hijo Gonzalo disputaba unas rentas con Diego de Córdoba, hijo del Conde de Altamira, y que entre otros retratos tenía uno del Gran Capitán.


Don Gonzalo Fernández de Córdoba nació en Montilla (Córdoba) el día 1 de septiembre de 1453, el año en que murió Pero Niño y el Condestable Don Álvaro de Luna fue ejecutado en una plaza pública de Valladolid, y murió en Granada el 2 de diciembre de 1515. Fue hijo segundón de Don Pedro Fernández de Córdoba y de Doña Elvira de Herrera, nieta del Almirante Don Alonso Enríquez (de este almirante descendía también el marido de Doña María Niño Portugal, hija del Conde de Buelna, y madre de Blanca Herrera Niño). Participó en la guerra de Granada y negoció con Boabdil. Uno de los éxitos señalados de su ejército fue la toma de la fortaleza de San Jorge de la isla de CEFALONIA el año 1500. El llamado "pozo de Córdoba" de ARGAMASILLA era para los lugareños un vestigio de la casa que tuvieron allí los Córdoba. Y precisamente el discretísimo académico de la Argamasilla (¿Alonso Castillo Solórzano?) menciona en sus versos a Belona, divinidad lunar, cuyo nombre es lo mismo que Buelna, llamada CÉFALOS.

El apellido Castillo estaba también en Argamasilla y el mencionado escritor Castillo Solórzano nació en TORDESILLAS, fue muy amigo de Lope de Vega, y algunos le han atribuido la autoría del Quijote de Avellaneda.


San Jorge era el patrón de la caballería de Aragón desde la toma de Huesca en 1096. En su honor se había formado en Zaragoza una cofradía de caballeros con la obligación de justar tres veces al año. El Bachiller Sansón Carrasco aconseja a don Quijote que vaya al reino de Aragón y a la ciudad de Zaragoza para justar en las fiestas que se celebraban con motivo de la festividad de San Jorge (Cap. II, IV) y este Bachiller resolvía un acróstico embebiendo una letra como hizo en la vida real Jorge de Bustamante, y éste fue gran conocedor de Las Metamorfosis de Ovidio, y tanto Colón como Antonio Pérez metamorfosearon sus nombres.

Don Rodrigo Pacheco tenía casa en ARGAMASILLA y el apellido Pacheco es el que usó la viuda del comunero Padilla, que era hermana del poeta e historiador de la Guerra de Granada Don Diego Hurtado de MENDOZA, bisnieto del Marqués de Santillana, embajador en Venecia y muy amigo de Gonzalo y Antonio Pérez. Y la viuda del comunero Padilla se refugió en Portugal donde el linaje de Pacheco tuvo importantes casas. Y este linaje, que se dice de origen portugués, se tituló Señor de La Puebla de Montalbán (Toledo) por vínculos con linajes toledanos como los de Portocarrero y Girón. En la biografía del pintor toledano Juan Correa de Vivar (siglo XVI) leo que pintó a Don Francisco de Rojas en el tríptico de un retablo y que el pintor murió sin terminar un gran retable en forma de tríptico que le había encargado en Toledo Doña Teresa de GUEVARA en la iglesia de San Pablo, que bien podría ser la madre del toledano Don Fernando Niño de Guevara, que fue inquisidor y arzobispo de Sevilla.

En Toledo no era difícil encontrar a un moro aljamiado para que tradujese al castellano el manuscrito arábigo de la historia de Don Quijote y eso fue lo que hizo quien se topó con él en la tienda de un sedero y que parece que fuese clérigo o cura, pues le llevó al claustro de la iglesia:

"compré al muchacho todos los papeles y cartapacios por medio real (...) Apartéme luego con el morisco por el claustro de la Iglesia mayor, y roguéle me volviese aquellos cartapacios, todos los que trataban de don Quijote, en lengua castellana, sin quitarles ni añadirles nada", etc. (Cap. IX).

No sé si sería del linaje de Niño quien se topó con el manuscrito en Toledo, pero está muy documentado que dicho Don Fernando Niño de Guevara se topó en Sevilla con manuscritos de novelas de Cervantes como la de "Rinconete y Cortadillo", por ejemplo, citada en la historia de 1605, de la que es personaje La Escalanta, y que leía con Porras de la Cámara en la iglesia mayor, o sea, en la catedral de Sevilla en la que enterraron a Colón y fueron a parar parte de sus libros.

2 comentarios:

Poetas Anónimos dijo...

Buenos días

Pasaba por tu Blog con intención de invitarte a participar de "Poetas Anónimos", seria un gusto que estés entre los usuarios y/o comentaristas,
intentamos seguir construyéndolo como hace ya casi un año, en comunidad de escritores(POESÍAS, CUENTOS, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero su respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

Poetas Anónimos

Axayácatl Campos dijo...

Hola, acabo de leer tu texto y me interesó. Especialmente lo que se refiere a Victoria Colonna, pues estoy haciendo una investigación en torno a ella y la casa de los Enríquez de Cabrera y los vínculos con narrativa caballeresca.
Un saludo.

axayacatlcampos@hotmail.com